Más cerca de Brasil: Bolsonaro se abre a bilateral con Alberto

Política

Sería el 1 de marzo en Montevideo en la asunción presidencial de Luis Lacalle Pou. Solá logró acordar un núcleo de coincidencias básicas

Felipe Solá concretó este miércoles en Brasilia el primer acercamiento tangible con Jair Bolsonaro con el gobierno de Alberto Fernández. En un encuentro de 50 minutos, con el fútbol de por medio para distender el frío del protocolo, el presidente de Brasil y el Canciller argentino alcanzaron un núcleo de coincidencias básicas para allanar el camino hacia una bilateral entre ambos jefes de Estado: Bolsonaro propuso que la reunión se haga el 1 de marzo en Montevideo en el marco de la ceremonia de asunción presidencial Luis Lacalle Pou.

La relación Alberto-Bolsonaro, salpicada por el apoyo del presidente argentino a Luiz Inacio Lula da Silva, comienza a encarrilarse. En el encuentro con Solá, el brasileño dejó trascender que estaba dispuesto a relanzar el vínculo bilateral tras la salida de Mauricio Macri del poder. El primer canal diplomático formal para destrabar la relación se dio la primera semana de diciembre del año pasado, a días de la asunción de Alberto y en medio de la suba de aranceles de Estados Unidos para el ingreso de aluminio y acero de ambos países.

El encargado de pavimentar este relanzamiento del vínculo fue Sergio Massa quien coordinó la visita de una delegación del Parlamento brasileño a las entonces oficinas de Fernández en Puerto Madero través del presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia. Este legislador brasileño fue una pieza clave para acercar a las partes. Como presidente de la Cámara de Diputados del vecino país se encargó de bloquear el proyecto de resolución que impulsaba el hijo del presidente Bolsonaro contra Fernández.

BOLSONARO Y SOLA Y MAS 1200.jpg
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro junto a la delegación argentina: Daniel Scioli, Felipe Solá y Gustavo Beliz.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro junto a la delegación argentina: Daniel Scioli, Felipe Solá y Gustavo Beliz.

Solá cerró un borrador de acuerdo en torno a acercar posiciones en torno a un eventual acuerdo de libre comercio extra Mercosur, el apoyo de Brasil a la reestructuración de la deuda externa y el congelamiento de los diferendo por el acuerdo Mercosur-Unión Europea teniendo en cuenta su falta de operatividad a la espera de la aprobación de los Parlamentos de los país sudamericanos y también del viejo continente.

En ese contexto fue que Bolsonaro propuso reunirse con Fernández el 1 de marzo en Montevideo. La cita demandará la coordinación de ambas Cancillerías ya que ese día Alberto dará inicio a las sesiones ordinarias del Congreso con un discurso ante la Asamblea Legislativa previsto para las 12:00 del mediodía. Casi a la misma hora de la asunción de Lacalle Pou en Montevideo. Alberto y Bolsonaro estará a sólo 45 minutos de distancia y esta tarde desde Casa Rosada intentaban coordinar agendas para cerrar el encuentro. Tanto que Solá se reunirá el próximo martes con Ernesto Talvi, futuro canciller de Lacalle Pou para evaluar la logística de esa bilateral.

En rueda de prensa, Solá explicó los temas que fueron abordados con el presidente del Brasil y las coincidencias que allí surgieron: “Le hemos dicho que entendemos que el Mercosur debe renovarse. No mirar hacia atrás, sino para adelante, hacia el mundo, y que apoyamos los acuerdos con distintas regiones y países del mundo”. “Al mismo tiempo le dijimos que nosotros estamos en plena renegociación de la deuda con el FMI y le solicitamos apoyo al presidente Bolsonaro, y que esa negociación es compleja y difícil, que la economía argentina está muy golpeada, y que nuestra misión es sacar adelante a la Argentina de forma pragmática y sin prejuicios”, añadió.

El titular del Palacio San Martín puso de relieve que “hay cosas que se entienden mejor si uno está acá o si uno está en la Argentina, y este encuentro ha sido muy importante para eso, porque uno puede entender algunas realidades”. Además, señaló que “Bolsonaro le envió un abrazo al Presidente argentino”.

Felipe Solá en Brasil.jpg

Solá también se reunió con su par de la República Federativa de Brasil, Ernesto Araújo, quien lo recibió en el Palacio de Itamaraty, en el marco del primer viaje oficial a Brasilia luego de la asunción de Fernández. “Para nosotros es un orgullo y un honor ser recibidos por mi colega el Canciller Araújo y por todos sus colaboradores”, agradeció Solá, luego de la reunión a la que calificó como “extremadamente productiva” y que se dio “en un marco de acercamiento y amistad”.

“El Mercosur es una marca que debemos llevar adelante. Debemos hacer acuerdos de libre comercio con otros países y regiones: el EFTA, Israel, la Alianza para el Pacífico, sudeste asiático, Canadá. Estamos con la mente abierta y vamos a tratar de no ser una traba. Pero también se debe contemplar que estamos en una etapa muy compleja de negociación de la deuda y debemos aguardar para comenzar a crecer”, subrayó Solá.

Solá estuvo acompañado por el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; el Jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Cháves; el vicecanciller, Pablo Tettamanti; el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, y la subsecretaria del Mercosur, María del Carmen Squeff, además del embajador designado en Brasil, Daniel Scioli.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario