China, en el eje de los reclamos

Política

Teniendo en cuenta que hoy el precio de las materias primas es sólo el 30% del valor promedio entre 2003 y 2011, y que la economía mundial está sufriendo una fuerte debacle, las grandes empresas comenzaron ya los ajustes (muchos forzados) que incluyen desde líneas de producción, hasta concentración en algunos países, con cierre total en otros; o reducción de la masa salarial, si bien la mayoría resiste deshacerse de personal que luego le llevaría mucho tiempo volver a entrenar. Se sabe, que a partir del segundo semestre algunas economías ya comenzarán a salir, pero va a llevar bastante tiempo volver a algo parecido a la actividad económica previa.

El replanteo, además, incluye a los propios países y la política internacional donde la siempre tensa relación entre Estados Unidos y China, sigue en el eje de todas las cuestiones, y ya es un secreto a voces que algunos de los países desarrollados quieren avanzar sobre el gigante asiático, hasta con sanciones económicas, por la expansión del Covid-19.

Ni lerdo ni perezoso, el presidente Xi Jinping tomó la delantera y ya “suspendió” a Australia como proveedor (le vende mucha carne y otros productos), por haber osado plantear el tema en voz alta. El disciplinamiento fue una señal muy clara para el resto, que tampoco quiere enojar a un mercado de 1.500 millones de personas, y que van a necesitar para recuperarse ni bien pase la pandemia. Y hay más de 120 países que pueden verse en esta grave disyuntiva.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario