Funerales y economía

Política

Casi como un castigo a algunos sindicalistas, se leía en un quincho de City Bell (pasado por agua), el sábado, la caída de actividad obligada por ejemplo, en bancos y comercios. Lo que decían los hombres de negocios es que ya hay un “acostumbramiento” a trabajar por internet, tanto para las operaciones bancarias como para muchas compras por lo que, aún superándose la pandemia y sus restricciones, difícilmente se vuelva a los niveles de actividad previos a 2020. Y tanto es así que ya hay varias entidades privadas que decidieron deshacerse de varios edificios pues, incluso, la comodidad y descentralización que ahora les permite el homework hace que tengan inmensas -y costosas- superficies desocupadas.

“Por supuesto, que el verdadero problema es la banca oficial. Allí está el grupo más numeroso, y además, se trata de sindicatos del Estado", completaba el dueño de una galería comercial, ahora en venta por el cierre de muchos de los locales que tenía. Igual las charlas fueron muy variadas e incluyeron desde los funerales de Felipe de Mountbatten (99), duque de Edimburgo y esposo de la reina de Inglaterra Isabel II, hasta la muy fuerte pena que el tribunal le asignó a una banda que intentó copar una comisaría de San Justo para rescatar a uno de sus miembros presos (50 años) y que remitió inexorablemente, al caso de Luis D'Elía, por su participación en la protesta (y daños) a una comisaría de La Boca en 2004, con una pena final de 3,5 años.

También el primer encuentro presencial de Juntos por el Cambio, con los disensos como hechos salientes, y la repentina reaparición mediática de la exgobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, también merecieron la atención en las reuniones. En este último caso, las derivaciones (y especulaciones) son variadas ya que, aún sin definir si en este turno jugaría en la Provincia o en la Ciudad de Buenos Aires, Vidal si dejó en claro que se podría anotar para las presidenciales del 23 lo que, entre otras cosas, implica que le salió al cruce a quien, hasta ahora, creía que jugaba casi sola, la titular del PRO, Patricia Bullrich, entre otros.

Dejá tu comentario