Ciudad ordena liberar camas de sector privado

Política

Crisis sanitaria alerta ahora en distrito porteño. Cruce con PAMI y reunión de Trotta por clases.

La crisis sanitaria castiga a la Ciudad de Buenos Aires, que ayer registró otro día de récord dramático, con 3.560 casos de covid-19 en la jornada, con ascenso también en la ocupación de camas de terapia intensiva, más de 71% en el sector público y más 85% en el privado, guarismos clave para resolver medidas para amortiguar la pandemia. Al mismo tiempo sigue la puja con el Gobierno nacional por las clases presenciales y se sumó ayer una disputa con el PAMI que cuestionó el plan de vacunación en el distrito porteño.

Ayer el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, que conduce Fernán Quirós, dispuso mediante un decreto, que las clínicas y sanatorios del sector privado desocupen camas suspendiendo intervenciones por 30 días para hacer frente a la segunda ola de infecciones y solo mantengan la atención programada que no pueda ser postergada.

La medida establece que el sistema privado y el de seguridad social “deberán reprogramar y suspender, durante el plazo de 30 días corridos, la atención programada y las intervenciones médicas vinculadas a patologías que con criterio médico no sean de carácter urgente o que puedan ser discontinuadas o postergadas”.

La disposición, explicó el Gobierno porteño, se fundamente en “el estado actual de la situación epidemiológica, ante el elevado número de casos y el aumento en el nivel de ocupación de camas, tanto generales como de cuidados críticos”.

Anteriormente, mediante una resolución similar, el ministerio de Salud porteño ya había suspendido las actividades programadas de internación y ambulatorias de los hospitales públicos y había instruido a sus directores a garantizar aquellos servicios que consideren esenciales y la continuidad de la atención que pueda discontinuarse.

En otro sentido, ayer la titular del PAMI, Luana Volnovich hizo una seria acusación acerca de la campaña de vacunación porteña. El instituto incorporó tres centros en la actual etapa destinada a aplicar las dosis contra el coronavirus a mayores de 65 años y aseguró por Twitter que solo se presentó 30% de las personas con turnos asignados y que para hoy no había ningún anotado. Dijo que comenzó a investigar y encontró que algunas personas anotadas estaban fallecidas, otros ya se habían vacunado y otros no sabían que tenían un turno.

El Gobierno porteño replicó diciendo que los datos estaban en el padrón enviado por el PAMI y que de 130 mil personas con cápita en la Ciudad, 50% ya recibió una dosis contra el covid-19.

“En los últimos días, se trabajó en conjunto con la obra social para la asignación de 5 mil turnos en 3 centros de vacunación que dispusieron”, señaló la Ciudad y que PAMI brindó la nómina de sus afiliados . “Como resultado, se tomó conocimiento de que la base de datos recibida se encontraba desactualizada, lo que dificultaba el proceso de asignación de las citas” señaló el Gobierno porteño y que convocó a una reunión acerca del tema que el PAMI suspendió.

Por otra parte, mientras se espera una definición de la Corte Suprema acerca de la suspensión de clases presenciales dispuestas por un DNU presidencial , que el Gobierno porteño no acató, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta se reunió con representantes de las cámaras que agrupan a escuelas privadas de la Ciudad de Buenos Aires.

Es sector le confirmó al ministro que seguirán con la asistencia a las aulas. Los empresarios del sector contaron que el funcionario les pidió “comprender situaciones de familias que deciden no enviar hijos a la escuela y de los trabajadores” que se encuentran de paro de actividades.

Los empresarios, nucleados en la Confederación Argentina de Instituciones de Enseñanza Privada (CAIEP) aseguraron que no fueron ni “presionados” para mantener abiertas las escuelas por parte del Gobierno porteño ni por la Nación para cerrarlas. Además, consideraron que “si permanece la circulación libre de 6:00 a 20:00 el lugar más seguro donde pueden estar los chicos es en las escuelas”, ya que tienen “protocolos estrictos y efectivos”.

Dejá tu comentario