Larreta replicó con números a la presión de Carrió para que defina el fin de la cuarentena

Política

El jefe porteño consideró que no se puede saber cómo seguirá después del 17 de julio. Aliados le pidieron que se desligue de estrategia bonaerense para lidiar con el coronavirus.

En la jornada previa al inicio de una nueva temporada de aislamiento en la que tendrán que exprimir esfuerzos los gobiernos para que sea “estricta”, Horacio Rodríguez Larreta anunció la realización de más testeos en la Ciudad de Buenos Aires y contrarrestó la ofensiva de la agrupación de Elisa Carrió, que durante el fin de semana le pidió que se despegue de las acciones comunes que concilia con la provincia de Buenos Aires. Además, la propia Carrió escribió en su Twitter: “Que este sea el último gran esfuerzo que se le pide a la sociedad. No podemos vivir en estado de excepción permanente donde se violen las libertades individuales y los derechos humanos”.

Hoy en el distrito porteño deben cerrar las persianas 70 mil comercios de actividades no esenciales de los cuales a la mayoría se los habilitó para abrir el 12 de mayo pasado. Otros, como los de indumentaria y calzado lo hicieron más tarde. Esa actividad provocó mayor circulación dentro de la Capital y también entre la Ciudad y el conurbano.

Ayer, el jefe de Gobierno, en el primer horario de la mañana, dio varias precisiones sobre la pelea contra la pandemia, y entre otras cuestiones dijo que “no hay conocimiento científico ni en la Ciudad ni en el mundo sobre lo que va a pasar después del 17 de julio. Lo que estamos haciendo es lo mismo que han hecho otras ciudades del mundo y han logrado contener el aumento exponencial”. No aludió a su socia política en Juntos por el Cambio, pero dejó claro que mantiene firme su estrategia en coordinación con el Gobierno nacional y el de la provincia de Buenos Aires y aclaró que “en nuestras decisiones no cabe lo que diga un sector político u otro, sino los datos, que son contundentes”.

Para sostener la necesidad del aislamiento, Larreta manifestó su preocupación, nuevamente, por el aumento de los contagios y la reducción de la capacidad de camas en terapia intensiva a medida que se registran más infectados.

En ese sentido explicó que “hace tres semanas teníamos 400 casos diarios, la semana pasada eran 650 en promedio y, los últimos siete días arriba de 850 y un par de días con picos arriba de mil”.

Le agregó la preocupación porque ya superan 50% la ocupación de camas de terapia intensiva y explicó que recién “en un lapso de 10 ó 12 días” se verían los resultados del asilamiento estricto, si así se cumple. “Tenemos 3.950 personas aisladas en la Ciudad -porque estuvieron en contacto estrecho con casos confirmados-, es un esfuerzo enorme pero con eso se reduce a cero que sigan contagiando...”, dijo Larreta en una conferencia en la sede del Gobierno porteño en el barrio de Parque Patricios, junto al ministro de Salud, Fernán Quirós, y el secretario de Transporte, Juan José Méndez.

“Sabemos que no son fáciles, son medidas que generan angustia, pero tenemos que reducir al mínimo el contacto personal”, inició la conferencia Larreta y contó que “estamos convencidos de que la combinación de restringir el contacto personal con una política de detección temprana, testeo y aislamiento, como en otras ciudades del mundo, ha probado que aplana y después reduce la tasa de contagios”.

“Por eso es que decidimos que el transporte público va a ser sólo para trabajadores que cumplen tareas esenciales. También ya reforzamos desde el día de ayer los accesos a la Ciudad y estamos trabajando para controlar la circulación dentro de la Ciudad”, detalló el jefe de Gobierno.

Recordó que “la actividad física queda restringida entre el 1 y el 17 de julio, y sólo van a quedar abiertos los comercios esenciales” y que “lo que sí vamos a mantener, que creemos que es muy importante, son las salidas de los chicos durante el fin de semana”. Entonces explicó que “en paralelo vamos a seguir buscando el virus barrio por barrio en la Ciudad” y que “al día de ayer (por el lunes) se habían realizado 81.269 testeos. Estamos en 2.500 por día, tenemos una proyección para llegar a 4.000 en la próxima semana”.

“Dado el éxito que tuvimos en los barrios vulnerables, hoy ya lo estamos llevando a toda la Ciudad: Balvanera, Flores, La Boca, Constitución, Barracas, Almagro, Palermo, Soldati, La Paternal y cada dos días seguimos sumando un barrio...”, enumeró acerca de la aplicación del plan DetectAr. Finalmente brindó un detalle de los testeos que se realizaron al personal de salud, 46.097 test rápidos en los hospitales, y que “eso lo vamos a repetir una vez por semana”, dijo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario