Comienza hoy el juicio a Massera por la muerte de tres italianos en Argentina

Política

El ex dictador Emilio Massera será finalmente juzgado a partir de hoy en el Tribunal Ordinario de Roma por la muerte de tres ciudadanos italianos durante la dictadura (1976-1983), después de que su caso quedara suspendido en 2005 por su supuesta "demencia".

El proceso a Massera está previsto que comience a las 9.30 en la capital italiana y se espera que su desarrollo sea rápido, pues éste es el deseo del tribunal que se encarga del caso, presidido por Carmelo Rinaudo, de la Sección Penal Segunda de la corte romana.

Así lo explicó Jorge Iturburu, apoderado de los querellantes de la causa, quien expresó su deseo de que el juicio, al que Massera fue enviado el pasado 6 de abril, termine lo antes posible.

En 2005, el sumario por la supuesta implicación del ex dictador en la desaparición, tortura y asesinato de los italianos Angela Aietta Gullo, Giovanni Pegoraro y de su hija Susana entre 1976 y 1977 quedó suspendido por un informe pericial que determinaba que el acusado padecía "demencia".

Pero el pasado 4 de marzo el juez del Tribunal de Roma Marco Mancinetti aceptaba un nuevo informe pericial médico que certificaba que Massera, de 83 años y cuyo caso fue separado del proceso principal por la muerte de los tres italianos, estaba en "plenas facultades" para afrontar el proceso.

Massera "debe ser considerado una persona con plenas facultades para ser juzgado, a pesar de los intentos de manipulación más o menos conscientes, con exagerados síntomas psíquicos ficticios", reza el estudio médico que abrió las puertas a su procesamiento.

El ex dictador integró junto a Jorge Rafael Videla y Héctor Agosti la primera Junta Militar que gobernó Argentina y dirigió el Grupo de Tareas en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), principal centro de detención y tortura, donde fueron conducidos y posteriormente desaparecieron los tres italianos.

Gullo desapareció el 5 de agosto de 1976 tras ser detenida por apoyar a los opositores al régimen, entre los que se encontraba su hijo Juan Carlos Dante Gullo, actual diputado.

Tras su arresto el 18 de junio de 1977 en la ESMA, tampoco se volvió a tener noticias de Pegoraro y de su hija Susana, militante peronista, quien dio a luz a una niña durante su detención que fue entregada a una familia.

Por este mismo caso, fueron condenados anteriormente en rebeldía en primera instancia (14 de marzo de 2007) y en apelación (24 de abril de 2008) los ex oficiales argentinos Jorge Eduardo Acosta, Alfredo Ignacio Astiz, Jorge Raúl Vildoza y Antonio Vañek.

Además, el Tribunal Supremo italiano confirmó el pasado 26 de febrero la condena a cadena perpetua a Astiz, ex oficial de la Marina argentina y el único que había presentado recurso por esa pena dictada por la desaparición y muerte de los tres italianos.

Dejá tu comentario