Con críticas a Kirchner y guiños a la UCR, reapareció Carrió

Política

En la presentación de su nuevo partido, la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió aseguró que el Gobierno "perdió legitimidad", pero pidió "paciencia para no regresar al pasado" con mensajes indirectos al vicepresidente Julio Cobos y Eduardo Duhalde, y un llamado a generar "acuerdos básicos" entre la oposición en el próximo Congreso.

Luego de más de dos meses de ausencia en la escena pública, la diputada electa volvió para advertir sobre los "riesgos" de desestabilización, al tiempo que ratificó la continuidad del Acuerdo Cívico y Social (ACyS) y se declaró "promotora" de coincidencias de base entre los partidos no kirchneristas tras el próximo recambio legislativo de diciembre.

"El período democrático es nuestra mayor ganancia como sociedad, pero sigue estando en riesgo, y el riesgo está en nosotros mismos. Por eso tenemos que tener la paciencia para salir al futuro y no regresar al pasado y lograr que que quienes hacen desastres sean responsables políticos", señaló Carrió tras hacer un recuento de los últimos golpes de Estado, del `55 al `76.

En este sentido, durante un acto en el Palacio Rodríguez Peña, la diputada electa dijo que no va a actuar como quienes "luego de haber acompañado a los monstruos se desesperan porque estos existen" y advirtió que "no se requiere ahora el consenso para una foto en la tapa del diario sino un consenso profundo de los mejores valores", en indirecta referencia a las convocatorias de Duhalde y de Cobos tras las legislativas.

Por otra parte, Carrió pidió "no creen en las versiones que hablan de la ruptura" de la alianza nacional con radicales y socialistas, que -sostuvo- se encuentra "más fuerte que antes porque todos abrazan la misma causa nacional" a pesar de las recientes diferencias con el PS por su apoyo al proyecto de ley de radiodifusión.

"Estamos manejando el timón para que los que quieran romper, no puedan romper. Todos tienen que seguir trabajando codo a codo con los hombres y mujeres del Acuerdo", dijo Carrió, y llamó a generar "acuerdos básicos" en el Congreso aún con fuerzas con las que no compartiría una "propuesta electoral", como Unión-PRO, PJ disidente y la centroizquierda.

"Vamos a estar todos votando juntos, voy a ser promotora de esos acuerdos", lanzó Carrió, quien asumirá su banca el próximo 10 de diciembre, repuesta de un problema de cervicales que la mantuvo alejada de la actividad pública.

En otro párrafo de su discurso, que extendió por casi una hora, se permitió aclarar que si la CC-ARI "se opone fuertemente a algunas cuestiones que muchos no entienden" como "ir al diálogo" con el Gobierno, "no es capricho sino táctica" de "no servir a determinados intereses alejados de los deseos de la Nación".

"Estamos ante el fantasmal final de un hombre que cree que tiene las mayorías pero que en realidad no las tiene. Siempre hay una última etapa de ficción pero nosotros tenemos que resistir pacíficamente y con paciencia, porque Néstor Kirchner perdió legitimidad y ya nadie cree que puede gobernar con este nivel de confrontación", remarcó Carrió.

"Somos la garantía para millones de argentinos que quieren salir de la degradación democrática", dijo Carrió, y pidió "tener la paciencia democrática para que quienes hacen el desastre sean los responsables históricos, jurídicos y constitucionales de ese desastre".

Incluso, la varias veces candidata presidencial envió un mensaje a sus socios del ACyS al subrayar que "no es momento de hablar de candidaturas" para 2011, sino de "defender al pueblo en el Congreso" ante un país que "otra vez va a de magia y la exaltación a la crisis".

"Tiene razón (José) "Pepe" Mujica: los argentinos no nos amamos lo suficiente y nuestra ceguera es una forma de imbecilidad. Pero nosotros somos la garantía para millones de argentinos que quieren salir de la humillación y la degradación democrática", sostuvo Carrió.

El acto se produjo luego de que el Congreso Nacional del ARI aprobara la modificación de la Carta Orgánica para adoptar la nueva estructura de partido nacional, con una mesa de conducción que liderará Carrió e integrarán los principales dirigentes de la nueva fuerza.

Este nuevo partido incluirá a sectores que hasta el momento trabajaban como aliados, entre ellos los peronistas liderados por Gerardo Conte Grand, los equipos técnicos de Alfonso Prat Gay y los movimientos sociales de Héctor "Toti" Flores, mientras que el GEN de Margarita Stolbizer, la agrupación radical Forja, conducida por Enrique Olivera y el partido Unión por Todos de Patricia Bullrich, colaborarán como "extrapartidarios" para evitar perder su identidad.

Dejá tu comentario