Congreso: últimos días de mayoría peronista y puja por los cargos

Política

El Senado sesionará por última vez el jueves próximo con su actual conformación. Diputados se sumerge en disputas macristas y silencios kirchneristas. Venta infinita de temas para tratar y votar no derivará en más que algún encuentro en el recinto. El resto quedará para 2022.

El Congreso se prepara para realizar, durante el correr de esta semana, la jura de diputados y senadores electos el 14 de noviembre pasado. La nueva conformación, que tendrá una fuerte paridad y grieta entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, se enfrenta a un sinfín de operaciones durante las últimas semanas con respecto a temas “clave” del Gobierno que no fueron presentados aún, y con el Presupuesto 2022 como iniciativa con posibilidad de avanzar algo antes de fin de año.

La zona legislativa además se encuentra, por estos días, con internas a flor de piel como la que ocurre en el radicalismo de Diputados. El bloque se juntará esta tarde y si bien Mario Negri cuenta con votos de sobra para continuar al frente de la UCR, un grupo de 15 legisladores liderado por Emiliano Yacobitti continúa con la amenaza de separación.

El PRO también estará diseccionado y el Gobierno observa este desenlace, impulsado por una gran parte de legisladores sin peso real ni votos propios pero que impulsan puentes con el kirchnerismo. Son, en el fondo, quienes aspiran a estar cerca siempre de algo de poder.

Las peleas que quedan en pie serán cerradas con distribución de espacios en comisiones -algunas, muy jugosas y con fondos reservados-, vicepresidencias de las cámaras y cargos en la estructura partidaria. Por ende, búsquedas demasiado alejadas de los motivos que llevaron a Juntos por el Cambio a ser el espacio más votado a nivel nacional en las últimas elecciones.

En Diputados, que continuará presidido por Sergio Massa, la jura de la nueva integración será mañana. Habrá dictámenes que caerán y se deberán conformar de nuevo las comisiones, con un reparto súper parejo para kirchnerismo y macrismo. El resto se dividirá entre el interbloque lavagnista y cordobeses PJ -se sumó Florencio Randazzo, cuestión promocionada casi como “el evento” de la semana- y el de Unidad Federal, que seguirá con misioneros renovadores y Juntos Somos Río Negro, entre otros. Estos dos espacios no se unieron y se dinamitó el “empuje” de gobernadores desvelados y voceros extraoficiales sin la mínima interpretación del panorama legislativo desde el 10 de diciembre próximo.

Senado

La Cámara alta, que comanda Cristina de Kirchner, tomará la jura de sus nuevos integrantes el jueves, y ese mismo día realizará una última sesión con su actual conformación. El Frente de Todos, representado por el cristinista José Mayans, deslizó su intención de dar aval a los 116 Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) emitidos en los últimos dos años.

En resumen, se trata de normas dictadas por la Presidencia que van desde la reforma a la Ley de Ministerios hasta las diferentes disposiciones vinculadas con la gestión de la pandemia de coronavirus; ampliaciones presupuestarias; amortización de las Letes; aumentos jubilatorios; y suba del mínimo del impuesto a las Ganancias.

El kirchnerismo también buscará ratificar el decreto que declara la emergencia pública en materia ocupacional por 180 días, a partir de la entrada en vigencia del DNU, así como la norma que dispone un incremento salarial mínimo y uniforme para los trabajadores del sector privado en relación de dependencia.

Además, se incluyó el decreto por el cual se determinan distintos aumentos en prestaciones previsionales y la derogación del DNU que creó la Agencia Nacional de Protección a Testigos e Imputados, dispuesto por el Gobierno de Mauricio Macri, así como el que prorroga la prohibición de efectuar despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor por 60 días.

Dejá tu comentario