Industriales piden testeos; esperan ley de promoción del sector

Política

Horacio R. Larreta se reunió ayer con la UIA. Gobierno porteño cree que podrá abrir más actividades el 18 de agosto próximo si se mantienen estables contagios de coronavirus.

En una situación de poscuarentena, pero no de pospandemia aún, el Gobierno porteño intenta que los números de contagios lo acompañen y seguir con la reapertura de actividades económicas. Ayer, algunos de esos puntos, el propio Horacio Rodríguez Larreta y su ministro de Desarrollo Económico, José Luis Giusti, los debatieron con el Comité Ejecutivo de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Casi toda la actividad industrial quedó habilitada para trabajar esta semana en el distrito porteño, aunque faltan sectores de la economía que aún no están permitidos, como la construcción, pero la visión es la de una convivencia con el coronavirus sin aflojar en la batalla para combatirlo. Por eso entre otros temas de interés, se habló ayer de protocolos adecuados para que sigan funcionando los distintos rubros de la industria que están permitidos. Y más aún, los industriales plantearon la necesidad de hacer testeos con la idea de prevenir al máximo los contagios para que no se llegue a una situación en la que se tenga que dar marcha atrás, como ocurrió en julio pasado.

El Comité Ejecutivo de la UIA organizó ayer una videoconferencia con el jefe de Gobierno porteño, precisamente para intercambiar iniciativas que permitan sostener la producción y el empleo de un sector clave para el desarrollo del distrito.

La idea de alentar una ley de promoción industrial, para la Ciudad de Buenos Aires, se esbozó allí ante la necesidad de una reactivación económica, que se haría, además, por sectores o rubros dentro del distrito de acuerdo con las necesidades. Hablan, inclusive, de la creación de algún polo, como el tecnológico que tiene la Ciudad, con incentivos fiscales para su instalación.

El encuentro también tuvo el propósito de analizar el impacto de la emergencia sanitaria en el sector productivo porteño y la Ley de Promoción que se enviará próximamente a la legislatura.

La iniciativa contemplará el otorgamiento de beneficios fiscales, créditos e incentivos de acuerdo con un plan más general de reactivación.

Por otra parte, los industriales pidieron asesoramiento por parte del Ministerio de Salud no sólo en lo referido a protocolos para el funcionamiento de las diversas actividades, sino para poder prevenir contagios y tomar medidas en ese sentido.

Así también se habló de una agenda productiva en el camino a la pospandemia para lo cual se conformarán mesas con representantes de la UIA y de la cartera de Desarrollo Económico y Producción.

Del encuentro también participaron el jefe de Gabinete de Ministros, Felipe Miguel, y el secretario general y de Relaciones Internacionales, Fernando Straface.

Miguel ya había comentado que los “datos y evidencias” hasta ahora “no justificarían endurecer” el aislamiento y que si los números de contagios siguen estables, después del 16 de agosto se continuaría con una nueva etapa de apertura de actividades comerciales y productivas.

“En la Ciudad estamos atravesando una situación de bastante estabilidad desde hace varias semanas, con un R muy cercano a 1 y con un sistema de salud que sigue robusto, con una ocupación de aproximadamente el 62% de las camas de terapia intensiva”, señaló el funcionario.

“Hoy todos los datos y evidencias no justificarían endurecer este mecanismo de aislamiento en la Ciudad”, insistió Miguel y aseguró que de todos modos estudiarán “en los próximos días cómo viene evolucionando” el número de contagios y de ocupación de camas para ver si se puede “pensar en nuevas flexibilizaciones” en el distrito porteño.

Dejá tu comentario