Bachelet: "No hay que tratar de volver al mundo como de antes de la pandemia"

Política

La expresidenta de Chile les dijo a los empresarios que eran "socios cruciales" para la recuperación económica y que es clave "el Estado de Derecho".

“No hay que tratar de volver al mundo de antes de la pandemia, porque dejó en evidencia la existencia de grandes desigualdades. Tenemos que generar un mundo más inclusivo, donde la prosperidad sea más compartida”, dijo ayer Michelle Bachelet al iniciar su alocución en el 56° Coloquio de Idea que se desarrolla en forma virtual y hoy tendrá su última jornada. La expresidenta de Chile participó en el panel “Derechos Humanos y los desafíos de hoy”, una materia que consideró central. También sostuvo que las empresas son un socio imprescindible en una etapa de recuperación en la cual, consideró, los derechos humanos deben ser centrales. La Alta Comisionada de Naciones Unidas dio a la vez números alarmantes durante su exposición en el panel que moderó Eduardo Braun, director del Grupo Supervielle y autor en Liderazgo y Cultura Organizacional.

Para Bachelet se está viviendo “la más profunda recesión económica desde la Segunda Guerra Mundial” debido a la pandemia y consideró que entonces “tenemos un desafío y oportunidad luego de la pandemia, buscar la mejor manera para reconstruirnos. Debemos hacerlo con la participación de todos los sectores de la sociedad”

Dijo que “la pandemia dejó al desnudo profundas desigualdades, en salud y protección social, y son los más vulnerables los que han quedado en evidencia. Debemos ser más inclusivos, más verdes y reconstruir de mejor manera todos juntos, colocando en el centro los derechos humanos”. En esa recomposición, además sostuvo que “es clave el Estado de Derecho, que las instituciones cumplan su rol. Se puede trabajar en conjunto buscando incentivos para que la economía siga creciendo, generar riqueza y generar beneficios”.

Además, Bachelet alertó sobre que la pandemia amenaza con llevarnos al primer aumento de la pobreza mundial desde 1998, “empujando a más de 100 millones de personas a la extrema pobreza y que en América Latina “la pobreza se incrementará, exacerbando la desigualdad de ingresos en una región que ya es la más desigual del planeta”. En la región más afectada por la emergencia sanitaria junto con Asia, habrá una muy marcada caída del PBI, aumento del desempleo y la pobreza llegará al 40 %, alertó la expresidenta. Señaló que al mismo tiempo hay “una creciente insatisfacción popular por cómo están funcionando las democracias” y “descontento con modelos económicos que generaron más pobreza, e indignación por la corrupción”.

Bachelet sostuvo que la mayoría de las empresas se enfrentan a desafíos complejos y son “socios cruciales para la recuperación” que deberían “fortalecer su compromiso con el sistema multilateral y a que los derechos humanos ocupen un lugar central para sus actividades y su cadena de valor”.

Indicó la necesidad de respetar los derechos laborales de los empleados y conservarles el empleo en esta situación de pandemia, además de garantizarles el acceso a la salud. “Gobernar hoy es más difícil que nunca, porque el mundo está polarizado y hay un crecimiento del populismo, el nacionalismo y la xenofobia...”, observó la chilena e insistió en que “es clave que funcione el Estado de Derecho, que las instituciones cumplan su rol, porque la gente siente que el acceso a la Justicia no es igual para todos” y los gobernantes deben “hablarle claro al país, no prometer en campaña lo que no van a cumplir, generar diálogo y consensos para generar vínculos de confianza”.

“No hay una receta porque los intereses son distintos, pero debiéramos pensar que el país es una casa común, y que si quiero que me vaya bien tiene que irle bien al otro también...”, agregó Bachelet y pidió tener una mirada estratégica a largo plazo. En otro sentido, pidió “incorporar a más mujeres al mundo laboral y que realicen acciones de impacto positivo en las comunidades” y resaltó los atributos del liderazgo femenino como “la honestidad, la empatía, la búsqueda de consensos y la buena comunicación”.

“A las mujeres se las critica por cosas no sustantivas. De los países que mejor manejaron la pandemia, siete son gobernados por mujeres. La inclusión y la diversidad es algo que enriquece, permite otras perspectivas que enriquecen las miradas”, destacó la Alta Comisionada.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario