Política

Cristina declara hoy en juicio obra pública (denuncia lawfare)

En redes sociales apuntó al sistema judicial y cuestionó que no se haya permitido que audiencia se pueda ver por TV, lo mismo que ocurrió con acusación. Se prevé declaración con impacto político.

La vicepresidenta electa Cristina de Kirchner definió ayer la causa en su contra por presunta corrupción en la obra pública como el “caso paradigmático de lawfare (guerra jurídica) en la Argentina”, en referencia a “la articulación de los medios de comunicación hegemónicos y el aparato judicial con el objetivo de demonizar y destruir a los líderes de los gobiernos populares”. Lo hizo a través de Twitter y a un día de prestar declaración indagatoria en el juicio que la investiga por el supuesto direccionamiento de los contratos de obra pública vial en Santa Cruz a favor de Lázaro Báez. La exmandataria publicó en sus redes sociales: “Mañana (por hoy), en Comodoro Py, tendrá lugar una audiencia oral del caso paradigmático de lawfare en la Argentina: la causa conocida mediáticamente como de la ‘Obra pública’”. Se le negó recientemente a su defensa que la audiencia sea televisada, por dos votos a uno en el Tribunal Oral que debía autorizarlo.

En ese expediente, según Cristina de Kirchner, “las mentiras, difamaciones y descalificaciones sobre mi persona fueron planificadamente publicadas y televisadas en vivo y en directo, desde las denuncias de diputados y dirigentes opositores, pasando por la filtración anticipada de las resoluciones de Julián Ercolini -el juez mutante de instrucción-”. “Hasta la lectura en vivo y en directo del escrito del fiscal, plagado de descalificaciones impropias para esta clase de presentaciones, autorizada por el Tribunal Oral Federal (TOF) 2”, completó la vicepresidenta electa. Además, Fernández de Kirchner cuestionó al tribunal porque “deniega la transmisión en vivo de mi declaración como acusada, que no es otra cosa que mi principal acto de defensa, cuando impulsó y votó la transmisión en vivo de otros juicios orales”.

“En la Argentina, como en el resto de América Latina, la articulación de los medios de comunicación hegemónicos y el aparato judicial con el objetivo de demonizar y destruir a los líderes de los gobiernos populares y democráticos, se ha transformado en un plan sistemático”, cerró la expresidenta su duro comentario respecto a la declaración que tendrá lugar a partir de las 9.30 en la Sala AMIA y de los tribunales federales de Comodoro Py.

La cita está programada ante los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu, en los tribunales de Retiro. En el juicio se debaten supuestos delitos en la adjudicación de obra pública vial en Santa Cruz a la empresa Austral Construcciones, de Lázaro Báez, y el presunto pago de sobreprecios e incumplimientos en la construcción. Además de la expresidenta y Báez, también son juzgados los detenidos exministro de Planificación Julio De Vido y el exsecretario de Obras Públicas José López, entre otros exfuncionarios.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario