Cruces por festival de sesiones en Diputados; Senado sigue con la Corte y evalúa ir al recinto por FMI

Política

En la Cámara baja, el Frente de Todos buscará neutralizar las sesiones especiales de Juntos por el Cambio. Quiere dictaminar varios temas mañana y votarlos el miércoles o jueves. En la Cámara alta, en tanto, hay dudas porque el cristinismo insistiría con modificaciones al secreto bancario.

El Congreso regalará, desde mañana, 72 horas de actividad intensa, en medio de la constante puja entre oficialismo y oposición, y un ámbito legislativo que poco tiene para mostrar desde que se inició el período ordinario. Por un lado, Diputados debe resolver la disputa por sesiones especiales en el recinto y una eventual jugada del Frente de Todos para neutralizar dicho escenario y llevar temas de consenso, mientras que, en el Senado, el cristinismo continúa con el manejo de la agenda y, pese a silencios varios, avanzará con la discusión sobre la integración de la Corte Suprema y evaluará una votación del proyecto para pagarle al Fondo Monetario Internacional (FMI) con fondos “fugados” al exterior, que ya cuenta con un dictamen de comisión.

Diputados

Los desacuerdos entre kirchnerismo y macrismo derivaron en comisiones que ni siquiera se constituyeron desde el 1 de marzo. Sin embargo, el Frente de Todos apuró la semana pasada la integración de un puñado -faltan las que manejarían temas sensibles- y buscará firmar despachos relacionados con la ley de cannabis medicinal -ya fue aprobada en el Senado- y la extensión de beneficios para el sector de la construcción, entre otros temas.

Si apura dichos trámites, y con la ayuda de aliados habituales e incluso bloques menores de la oposición que no se oponen a dicha agenda, el kirchnerismo empujará una sesión entre miércoles-jueves para mermar el poder de los dos encuentros especiales solicitados por casi todo el antikirchnerismo -excepto la izquierda, Javier Milei y los renovadores misioneros- para discutir la implementación de la Boleta Única de Papel para las elecciones nacionales de 2023, y la modificación del régimen de los créditos UVA.

La mecánica de exigir sesiones especiales le sirvió a la oposición semanas atrás con la criticada ley de alquileres. El recinto fue desactivado y el debate se trasladó, con fecha de cierre fijada de antemano, a la comisión de Legislación General, que comanda la massista Cecilia Moreau. No obstante, las diferencias quedaron marcadas en las últimas semanas y el plan podría convertirse en fracaso y mayor conflicto.

Senado

En la Cámara alta, el Frente de Todos y aliados mantienen el control y continuarán con el debate relacionado con la integración de la Corte Suprema. La discusión es seguida por las comisiones de Asuntos Constitucionales; y de Justicia, que escuchará pasado mañana a expositores que pedirá el oficialismo, ya que la oposición no propondrá a nadie y rechazará la votación de cualquier proyecto.

Alerta

La duda que queda aún en el Senado es si habrá sesión el jueves. La intención original marcaba ese camino, en especial, para aprobar y girar a Diputados la iniciativa que plantea el pago al FMI con fondos “fugados”. Sin embargo, fuentes kirchneristas del interbloque que comanda José Mayans deslizaron a Ámbito que el cristinismo pretende atar esa ley a la del secreto bancario, aún no dictaminada.

Dicha ida generaría nuevos tironeos dentro del Frente de Todos. Días atrás, y tal como lo contó este diario en su edición del 22 de abril pasado, fuentes del mercado e incluso representantes del Banco Central le advirtieron a la bancada sobre la delicadeza del tema y sus potenciales -y negativas- consecuencias. En las próximas horas habría una definición sobre el asunto.

Dejá tu comentario