Cumpleaños de Cristina entre Chancho y Saturno

Política

El sitio de Internet www. jorgeasisdigital.com recuerda en el cumpleaños 54 de Cristina Fernández de Kirchner una entretenida proyección astrológica de la esposa del Presidente atendiendo a sus características astrales y su ubicación en el horóscopo chino. Como pisciana y Serpiente de Agua le esperaban buenos augurios para la elección de senadora en 2005, pero ahora el análisis la ubica en una posición no tan cómoda durante este 2007, Año del Chancho. Veamos.

Pese a la falta de profesionalismo del autor, en el sitio El Portal, de referencia ineludible, se publicó una ajustada prospectiva astrológica china sobre la señora Cristina Fernández de Kirchner.

Piscis (en realidad entre ese signo y Acuario) y Serpiente de Agua. 19 de febrero de 1953. (Sin consignar la hora de nacimiento.) La prospectiva fue editada en marzo de 2005, durante la plenitud del Año del Gallo, de significativa conveniencia para la dama aspectada.

Pudo entonces vaticinarse el rotundo suceso electoral que le aguardaba a la señora Cristina en las elecciones legislativas de 2005. Pese al amateurismo, el autor acertó. Sin embargo, hay que admitir que se trataba, para los iniciados, de un augurio demasiado sencillo.

Candidata pisciana, en elecciones celebradas durante el signo de Escorpio. Y arquetípica Serpiente de Agua, en el Año del Gallo de Madera. Vaticinio servido.

Sin embargo, el autor de aquella prospectiva legendaria supo también advertir que a una Serpiente de Agua, como a la señora Cristina, le aguardaba, durante el Año del Chancho, en 2007, un genuino cambio de suerte.

Un período caracterizado, en especial para las serpientes, por adversidades deseablemente módicas. Sobre todo para las Serpientes de Tierra (1929), de Agua (1953) y de Metal (1941). Sometidas a contratiempos mayoritariamente controlables con alguna eficiente apoyatura profesional. Y con la gemística adecuada.

Adversidades que pueden, al superarse, resultar sustancialespara el fortalecimiento posterior.

Sólo la absoluta carencia del menor asesoramiento de la ciencia astrológica justifica el lanzamiento de semejante postulación.

  • Riesgo inconsciente

    La de una Serpiente de Agua, como la señora Cristina, en el Año del Chancho de Fuego. Significa arriesgarla, inconscientemente, a la ceremonia colectiva de la inmolación.

    Por lo tanto, si se desconocen los mecanismos básicos de la astrología milenaria, la candidatura puede limitarse a ser, apenas, una inocente equivocación. Si se las conoce, en cambio, se asiste a la tentativa perversa de someter a la señora senadora a la humillación de una derrota que de ningún modo se debe admitir.

    La señora Cristina es del 19 de febrero de 1953. Un año en que Piscis comienza, justamente, el 18 de febrero.

    Puede apenas jugar a su favor, relativamente, que la fecha eleccionaria se registre durante los días de Escorpio, un aliado incondicional de Piscis.

    Sin embargo, nos encontramos con la conjunción de los últimos arrebatos de Saturno sobre el Sol de Leo. Por lo tanto, Saturno ya comienza a hacer de las suyas. A generar su influencia, más bien maléfica, no solamente sobre los nativos de Acuario.

    También, instalado Saturno desde setiembre de 2007 en Virgo, comienza a activar sobre los primeros grados de Piscis. Afecta sobre todo a los nativos del primer decanato.

    En su condición de dios, aparte, Saturno se encuentra rigurosamente vinculado con la problemática del poder. En la mitología griega, Saturno (el Cronos) castra a su padre, Urano.

    Y para no ser víctima de similar parricidio, Saturno se dedica después a la faena filicida de devorar a sus hijos. Cuestión de mantener el poder en el gobierno del mundo. Hasta que Zeus puede con Saturno y lo mata.

    De todos modos, la influencia temerosa de Saturno, instalado en oposición, representa una adversidad -reitérasemanejable.

    Sobre todo en una Serpiente tan cautivante como la señora Cristina. Adicta a los entresijos de los enigmas que le permiten mantener el encanto del misterio.

    De todos modos, la postulación presidencial de Cristina Fernández de Kirchner debería ser racionalmente repensada.

    Sería altamente recomendable mantener protegida a la señora durante el Año del Chancho. Sobre todo si se la quiere bien.
  • Dejá tu comentario