23 de enero 2018 - 19:30

Desigualdad de género en Davos: solo el 21% de los participantes del Foro son mujeres

De acuerdo a un informe del Foro Económico Mundial la brecha entre hombres y mujeres a nivel global aumentó en 2017 por segundo año consecutivo. El trabajo advirtió que se podrían necesitar hasta dos siglos para eliminar las diferencias de género.
De acuerdo a un informe del Foro Económico Mundial la brecha entre hombres y mujeres a nivel global aumentó en 2017 por segundo año consecutivo. El trabajo advirtió que se podrían necesitar hasta dos siglos para eliminar las diferencias de género.
Pese a que por primera vez en sus 48 años de historia el Foro Económico Mundial que se realiza en Davos, Suiza, está dirigido en forma exclusiva por mujeres, las participantes femeninas de la influyente reunión mundial apenas representan al 21% del total. Este año, la influyente cumbre convoca a más de 2.500 delegados y 70 jefes de Gobierno, pero apenas dos de cada 10 participantes del encuentro son mujeres.

En este sentido, de acuerdo con el Índice Global de Disparidad de Género, difundido por el mismo Foro, la brecha entre hombres y mujeres a nivel global aumentó en 2017 por segundo año consecutivo.

El informe advirtió, incluso, que se podrían necesitar hasta dos siglos (200 años) para eliminar las diferencias de género entre hombres y mujeres, y que ambos dispongan finalmente de las mismas oportunidades e igual participación política, acceso a la educación e idénticas condiciones económicas y laborales.

Por lo pronto, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, pidió el Foro Económico Mundial un debate crítico sobre el género porque el acoso sexual en la política y las empresas es un "problema sistémico" e "inaceptable", a la vez que instó a los líderes y a las empresas a promover el empleo femenino y la equidad salarial.



Los movimientos #MeToo (Yo también) o "Time is up" (Se acabó) promovidos desde Hollywood contra el acoso sexual y las Marchas de las Mujeres en EE.UU. y otras partes del mundo "nos dicen que necesitamos un debate crítico sobre los derechos de las mujeres, igualdad y las dinámicas de poderes en torno al género", afirmó Trudeau en su discurso.

"El tiempo realmente se acabó", dijo Trudeau, que abogó por unos sistemas bien definidos para denuncias de casos de acoso sexual y por asumir "nuestra responsabilidad a escuchar y, más importante, creer" a las mujeres que denuncian.

Indicó que "cada uno de los líderes" políticos y empresariales puede, además, "actuar inmediatamente" para fomentar la presencia femenina en todas las esferas de la sociedad y "contratar, promover y retener a más mujeres".

Trudeau puso de ejemplo un estudio de la consultora McKinsey que calculó que cerrar la brecha de género en Canadá aportaría 150.000 millones de dólares a la economía del país en 2026. Otros informes resaltan que empresas y organizaciones con mujeres en sus consejos de administración y en cargos claves "rinden mejor".

El canadiense, quien promovió la igualdad de género en su gabinete desde 2015, puso como ejemplo las asistencias de Canadá para ayudar a los padres a criar a sus hijos, ya sea mediante una política de bajas de maternidad y paternidad progresistas o el respaldo económico para madres solteras. Eso en cuanto a la política, detalló, pero las empresas "deben tener una política formal sobre género, hacer de la contratación de las mujeres una prioridad" y tener consejos de administración con idéntico número de mujeres que de hombres.

Dejá tu comentario

Te puede interesar