16 de abril 2002 - 00:00

Diputados aprobará perpetua para los asesinos de policías

Peronistas y radicales habrían acordado anoche un dictamen único para respaldar en la sesión de mañana un proyecto de ley por el cual se impone la pena de prisión o reclusión perpetua para el asesinato de policías.

Ambos bloques avanzaron en impulsar esta reforma del Código Penal, pero no estarían dispuestos a tratar, por el momento, una rebaja en la edad de imputabilidad de los menores.

La ley que agrava las penas para el asesinato de policías tendría como sustento una vieja iniciativa presentada el año pasado por la diputada Graciela Camaño y el aliancista Carlos Fayad, y se le sumaría el proyecto presentado recientemente por el diputado PJ, Jorge Casanovas.

Se trata de la incorporación de un inciso al artículo 80 del Código Penal, por el cual se tipifica como «homicidio calificado el asesinato de un miembro de las fuerzas de seguridad pública, policiales o penitenciarias, por su función, cargo o condición».

Para este delito, los legisladores de la Comisión de Legislación Penal habrían acordado que el máximo de la pena sea de prisión o reclusión perpetua.

«Evidentemente hay que modificar la norma, porque los policías que fueron asesinados en los últimos meses, resultaron muertos sólo por llevar el uniforme puesto», señaló uno de los legisladores.

Un proyecto similar fue avalado en noviembre pasado en la Cámara de Senadores luego de la sanción de una ley que modificó el Código Penal y elevó en un tercio las penas para delitos cometidos con armas, pero nunca fue tratado en la Cámara de Diputados.

En esa oportunidad, el homicidio, las lesiones y la privación ilegal de la libertad fueron alcanzados por esta nueva ley, que modificó el máximo y el mínimo de cada condena a través de la incorporación al Código de un nuevo artículo, el 41 bis.

•Reducción

Ese año, el Senado también introdujo una reforma del artículos 142 bis por el cual se impuso pena de 6 a 25 años de prisión para los casos de toma de rehenes.

Paralelamente a la decisión de la Comisión de Legislación, el diputado liberal
Hugo Bontempo intentará introducir en la discusión su proyecto de ley que propicia que la edad mínima inhabilitación. de imputabilidad penal por los delitos cometidos por menores se reduzca a los 14 años. Y que la plena imputabilidad penal se aplique a partir de los 16 años, modificándose así la Ley 22.278 que establece que el tope de 16 y 18 años para ambas circunstancias.

•Sin cabida

Bontempo explicó que la actual legislación establece que no es punible el menor que no haya cumplido los 16 años de edad, y que tampoco lo es aquel que no haya cumplido los 18 cuando se trata de delitos de acción privativa de la libertad que no exceda los dos años multa o Según el legislador, un menor cuya edad supera los 16 años, sin haber cumplido los 18, «ha adquirido plenamente la capacidad de comprensión de la antijuricidad de sus actos, por lo tanto resulta hoy necesario innecesario mantener esa división de la minoridad».

Pero
el proyecto de Bontempo no tendrá cabida. Los bloques mayoritarios han decidido que este tema y otras series de reformas formen parte de un paquete de leyes que se está delineando en la Secretaría de Seguridad Interior que conduce Juan José Alvarez.

Según explicó ayer la presidenta de la Comisión de Seguridad,
Margarita Stolbizer, «se avanzará en la aprobación de estas medidas, pero hay que entender que es insuficiente el agravamiento de las penas sino existen políticas directas que mitiguen el problema de la inseguridad».

Dejá tu comentario

Te puede interesar