Diputados: oficialismo empuja sesión 27-E con guiño a protocolo virtual

Política

La duda es si el Ejecutivo incorporará a las sesiones extraordinarias la prórroga del régimen de biocombustibles.

Tras el guiño que anteanoche regaló el lavagnismo para extender el protocolo de trabajo virtual hasta el 12 de febrero próximo, el oficialismo en Diputados buscará una sesión para el miércoles próximo que se encuentra trabada por un obstáculo extra: la prórroga del régimen de biocombustibles, que vence en mayo y que el Senado ya aprobó. Detrás, aparecen gobernadores y empresarios amigos a favor y en contra de la iniciativa.

Dicho proyecto fue solicitado por el lavagnismo tras el guiño al protocolo, que recordó “el cumplimiento del acuerdo para tratar de inmediato la prórroga del Régimen de Biocombustibles, tal como se consensuó en la sesión del pasado 29 de diciembre”. En esa línea, la bancada manifestó: “Se aseguró que el Poder Ejecutivo incorporaría el tema en las sesiones extraordinarias -según dio a entender el propio jefe de la Cámara baja, Sergio Massa- y eso no ha ocurrido aún”.

El oficialismo no cuenta con mayoría propia en Diputados y el macrismo quiere acordar los temas antes de firmar la extensión el protocolo virtual. La desconfianza gira en torno a la orden que dejó el cristinismo del Senado a sus colegas de la Cámara baja: que sean sancionadas la reforma judicial y la modificación del Ministerio Público Fiscal.

La agenda de extraordinarias también marca que Diputados deberá sancionar la nueva ley de “sostenibilidad” de la deuda, en medio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI). En resumen, el texto establece que el Presupuesto que el Ejecutivo envíe al Congreso como plan de gastos anual “deberá prever un porcentaje máximo para la emisión de títulos públicos en moneda extranjera y bajo legislación y jurisdicción extranjeras respecto del monto total de las emisiones de títulos públicos autorizadas para ese ejercicio”.

Además, el articulado impone no sólo que “toda emisión de títulos públicos en moneda extranjera y bajo legislación y jurisdicción extranjeras que supere dicho porcentaje requerirá de una ley especial” del Congreso, sino que el mismo camino tendrá que adoptar “todo programa de financiamiento u operación de crédito público realizados con el FMI, así como también cualquier ampliación de los montos de esos programas u operaciones”.

Durante su tratamiento en el Senado, el cristinismo sumó un artículo que modifica la ley de Administración Financiera para que la emisión de títulos públicos en moneda extranjera y bajo legislación extranjera, programas con el FMI y eventuales ampliaciones, no puedan destinarse a gasto corriente.

Otros proyectos en carpeta para las sesiones extraordinarias son la actualización de las escalas del Monotributo -tampoco incorporado aún a la agenda-, la promoción de los créditos hipotecarios para adquirir vivienda única, y de beneficios tributarios para fomentar la obra pública. En estos temas interviene el Ministerio de Economía que comanda Martín Guzmán.

Dejá tu comentario