Diputados: oficialismo intenta dictaminar el Presupuesto 2021

Política

Si se demora el despacho, la sesión pasaría para la semana próxima. Frente de Todos quiere el paquete económico antes del fin de sesiones ordinarias. Se suma iniciativa sobre inversión en pesos.

El Frente de Todos intentará, en las próximas horas, dictaminar el primer proyecto de su primer plan económico real: el Presupuesto 2021. Bajo un vendaval de pedidos y/o críticas de aliados y la oposición, el oficialismo buscará avanzar hoy en la omisión de Hacienda que comanda el kirchnerista Carlos Heller, creador del impuesto “a los ricos” -él lo denomina “impuesto solidario”-, que ya espera su aprobación en el recinto de la Cámara baja.

La meta del oficialismo, más complicado en Diputados por los números que en el Senado, es sancionar todo el paquete económico antes que finalicen las sesiones ordinarias, es decir, al terminar noviembre. A las dos iniciativas se le sumó el proyecto que impulsa el ahorro y la inversión en pesos.

En ese sentido, el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias, aseguró ayer que el objetivo es “nivelar la carga tributaria respecto a distintos tipos de activos para que exista un mercado en moneda nacional más sólido, que pueda canalizar ahorro en forma adecuada hacia las inversiones productivas”.

Con respecto al Presupuesto 2021, los fondos para Transporte en el interior en relación con la millonada a favor del AMBA, y las partidas para obras para municipios y distritos se volvieron, como es clásico, en la moneda de cambio para los votos que le faltan al Frente de Todos.

La oposición macrista también sumó solicitudes. En las últimas horas apareció una grave advertencia hacia el ministro de Defensa, el ultra-K Agustín Rossi, ante el “presupuesto más bajo en la historia democrática de la Argentina” para el área en cuestión.

“Defensa recibiría sólo el 1,7% del gasto previsto, cayendo sin cesar desde 2004, cuando fue el 4% del gasto total. El largo proceso de deterioro tiene como consecuencia que nuestras Fuerzas Armadas no estén en condiciones materiales de cumplir su misión principal y de garantizar el control de nuestros espacios soberanos. Son las mayores perdedoras en 2021”, alertaron el diputado radical Carlos y el senador macrista Ernesto Martínez.

El Senado, mientras tanto, espera y continúa con la agenda que dicta Cristina de Kirchner. El viernes pasado, y pese a idas y vueltas del propio bloque, se decidió avanzar con el dictamen de la iniciativa que clave en la agenda económica -y de votos- para el Presupuesto 2021: el de “Defensa de los Activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) del Sistema Integrado Previsional Argentino”.

La ley, que ya cuenta con la aprobación de Diputados, activa una especie de perdón a provincias -ya arreglado entre Casa Rosada y casi todos los gobernadores- por deudas con el organismo, pero además involucra modificaciones de flujos y asistencias de la Administración Central y el Tesoro para cumplir con los vencimientos de la Reparación Histórica, tras el agotamiento de recursos generados por el último blanqueo. Por ello es que se pretende evitar la venta de activos del FGS.

El proyecto también instruye al Ejecutivo para que la ANSES negocie un mutuo “en un plazo 90 días” con las provincias, siempre y cuando éstas quieran. También se permitirá reconvertir dicho acuerdo en un bono con vencimiento a “mediano plazo” -se mencionaron de cuatro a siete años, pero la decisión quedará en manos del Ejecutivo- bajo los siguientes parámetros: “montos del acuerdo”; “plazo” de ocho meses a contar desde la suscripción del acuerdo -es decir, luego de firmar el mutuo-, aunque el Ejecutivo podrá ampliar el plazo; “amortización”; e “intereses”, con tasa Badlar -Bancos Privados- aplicable para depósitos a plazo fijo de más de un millón de pesos de 30 a 35 días.

Dejá tu comentario