Frederic: "Es fudamental lograr el esclarecimiento y la aparición" de Facundo Astudillo Castro

Política

La ministra de Seguridad de la Nación y el secretario de Derechos Humanos participan de un plenario de comisiones en las que se tratan las políticas de ambas dependencias contra la violencia institucional.

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, aseguró este viernes en la Cámara de Diputados que "para la Argentina en su conjunto es fundamental lograr el esclarecimiento y sobre todo la aparición" de Facundo Astudillo Castro, el joven visto por última vez hace 100 días en la localidad bonaerense de Pedro Luro.

Ante un plenario de comisiones de Seguridad Interior y Derechos Humanos de la Cámara baja, que presiden los legisladores oficialistas Paula Penacca y Hugo Yasky, la funcionaria aclaró que esa cartera "no lleva adelante la investigación" por la desaparición del joven sino que "interviene como auxiliar de la justicia" con el aporte del trabajo de las fuerzas de seguridad.

"Tenemos un gran compromiso", aseguró Frederic, en referencia al esclarecimiento del caso y destacó que en la búsqueda de Astudillo Castro están involucradas la Policía Federal, la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval y la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

“Las cuatro Fuerzas Federales de Seguridad que están bajo la órbita del ministerio de Seguridad trabajan haciendo rastrillajes y realizando allanamientos. La Gendarmería Nacional dio apoyo a los rastrillajes y colaboró en la toma de denuncias relacionadas al caso. La policía aeroportuaria participó también de los rastrillajes llevados a cabo el último mes en el marco de la causa”, indicó la funcionaria nacional.

Sabina Frederic en Diputados (2).jpg

Durante la reunión de la que también participa el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, la ministra de Seguridad reiteró que "es central" para el Poder Ejecutivo "dar con su paradero" y puso de relieve que esa cartera "trabaja para garantizar la seguridad de todas y todos”.

Además, expuso un informe de esa cartera, en el que precisó que desde que se inició el aislamiento obligatorio por la pandemia del Covid-19 se realizaron "39 denuncias" que involucran a personal de fuerzas federales de seguridad en hechos de violencia institucional y aseguró que esa cartera será "inflexible" en la investigación de esas causas.

"Rechazamos y condenamos todo acto de violencia institucional", aseveró Frederic, quien puso de relieve que su cartera "no sólo le preocupa la violencia física sino aquellas prácticas violentas que se encuentran invisibilizadas como el racismo y la discriminación".

A su turno, el secretario de DDHH de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, aseguró que "se necesita tener una política de Estado sin importar el signo político" que ejerza el gobierno, reclamó una ley sobre violencia institucional y dijo que "se espera la pronta resolución y aparición" del joven Facundo Astudillo Castro.

En su exposición, el funcionario renovó su pedido de que se avance en una ley de violencia institucional y lamentó que esa preocupación por el tema que tiene hoy la oposición no la haya tenido en el pasado ya que "si estos casos hubiesen sucedido años antes, serian muchas las vidas que hoy no estaríamos lamentando".

pietragalla corti.jpg

"Tenemos que tener un compromiso entre todes para generar políticas transversales que piensen en erradicar esta problemática. Hay que entender que esto no genera un prejuicio a un sólo gobierno, sino a todos los poderes del Estado", afirmó.

Y, en ese sentido, agregó: "Estamos convencidos que esto se soluciona sancionando a los responsables de la violencia institucional, concientizando a los ciudadanos sobre sus derechos, y modernizando las fuerzas de seguridad".

"El compromiso que teníamos cuando éramos oposición, también lo tenemos hoy en la búsqueda de erradicar la violencia institucional en democracia. Este es un problema de la democracia. Debemos ser muy claros con los mensajes que desde el Ejecutivo se dan para erradicar esta problemática", puntualizó Pietragalla Corti.

"Es una realidad que nadie le dio la orden a un funcionario de seguridad que cometa ilegalidades. Por adentro de la legalidad, todo. Por afuera de la legalidad, nada", concluyó.

La presidenta de la comisión de Seguridad Interior, Paula Penacca, dijo que se buscará "avanzar en la construcción de una ley para erradicar la violencia institucional" y señaló que "sería muy importante poder sacar la ley por consenso".

En tanto, el legislador del Frente de Todos Leonardo Grosso remarcó que es necesario "asumir realmente a la violencia institucional como una deuda de la democracia" y advirtió sobre la "posibilidad histórica" de saldarla "porque todos y todas coincidimos en que hay que resolver este problema".

A su vez, el radical Fabián Quetglas se pronunció a favor de una ley contra la violencia institucional con "un estándar en términos de calidad y de procedimientos" que garantice "un conjunto de acciones".

La Cámara baja aprobó en la madrugada del sábado pasado, en su última sesión, una declaración, en la que expresó su "preocupación" por la desaparición de Astudillo Castro, quien fue visto por última vez el 30 de abril pasado cuando salió de la localidad bonaerense de Pedro Luro, y pidió que se investigue y se establezcan las "responsabilidades en el caso judicial caratulado como desaparición forzada" de personas.

A través del proyecto de declaración, y en el marco de la investigación de la desaparición del joven, la diputada radical Karina Banfi, pidió la presencia de ambos funcionarios ante los legisladores.

Ante ese planteo, la presidenta de la comisión de Seguridad, Paula Penacca, dijo que no veía ningún problema en coordinar que acudan a la cámara para exponer sobre el caso Frederic y Pietragalla. "No nos escondemos, no convalidamos la desaparición forzada de personas, la violencia institucional ni matar por la espalda", subrayó Penacca.

Facundo Astudillo Castro
Facundo Astudillo Castro

Facundo Astudillo Castro

Facundo fue detenido a las 10 del 30 de abril pasado en un retén policial cuando abandonó Pedro Luro y fue llevado a la comisaría de Mayor Buratovich, de donde salió unas horas después.

Según la pista que sigue su madre, entre las 15.30 y 16 de ese mismo día, el joven fue nuevamente interceptado por efectivos que lo introdujeron en una patrulla y, desde ese momento, nada más se supo de él.

La familia denuncia que la investigación está plagada de irregularidades, inconsistencias y declaraciones contradictorias de los policías que declararon haber visto a Facundo en la localidad de Mayor Buratovich y después en Teniente Origone.

La Policía Bonaerense fue apartada de la investigación, por lo que son las fuerzas federales las que están a cargo de los operativos solicitados por la Justicia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario