Dos leyes clave para el bolsillo

Política

El alivio en Ganancias eximirá el pago del impuesto hasta $150.000 brutos para trabajadores activos y para jubilaciones equivalentes a ocho haberes mínimos.

La iniciativa recibió modificaciones durante su tratamiento a favor de aguinaldo, horas extra, gastos educativos, escolaridad, discapacidad y bonos productivos, entre otras cuestiones. Se suma retroactividad al 1-1.

Desde la oposición se acompañó -en su mayoría- con disidencias, ya que se mantuvo el reclamo -sin éxito- la contemplación urgente de los autónomos, y que la actualización de Ganancias fuera a través de la inflación IPC y no vía salarios (RIPTE).

La segunda ley permitirá permanecer a quienes se encuentren en la actualidad en el régimen del Monotributo, salvo los que hayan excedido más de un 25% el límite anual establecido para la categoría máxima.

El texto incluye otro beneficio para quienes se acoplen al sistema “Voluntario de Promoción Tributaria del Régimen General”. Para esos casos, se activará una reducción del IVA equivalente al 50% en el primer año; 30%, en el segundo; y 10%, en el tercero.

En el corto plazo, el Congreso debe discutir un proyecto sobre Ganancias en empresas. Tras presentar una iniciativa que representaba un sablazo al sector privado, el Gobierno anunció baja en porcentajes a pagar.

Las provincias ya aplican el permiso para subir impuestos locales como Ingresos Brutos y Sellos gracias al nuevo “Consenso Fiscal” de diciembre pasado.

Dejá tu comentario