Duhalde volvió a Olivos para llevarle su receta a Alberto

Política

Aportó el exvicepresidente agenda sobre la pospandemia y pidió apurar el Consejo Económico.

Eduardo Duhalde volvió ayer a la Residencia de Olivos para reunirse con Alberto Fernández junto a Ignacio De Mendiguren. El expresidente, siempre fascinado con aportar ideas sobre producción y estructuralismo económico, le quiso explicar a Alberto F. la estrategia para el incentivo de la “producción” una vez que concluya la pandemia de coronavirus. Por supuesto que insistió además con la puesta en marcha del Consejo Económico y Social, otro clásico de la arquitectura económica del duhaldismo.

Alberto Fernández recibió a Duhalde y al presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), José Ignacio De Mendiguren, en Olivos, donde compartieron un desayuno durante aproximadamente dos horas.

“Repasamos la agenda productiva, y Duhalde compartió su experiencia sobre cómo, a través de un fuerte shock en apoyo a ese sector, pudo establecerse una recuperación importante en 2002”, explicó De Mendiguren a la salida del encuentro.

“El Presidente tiene muy claro que está apostando por todos los medios disponibles a mantener el aparato productivo activo, pero después tiene claro el fuerte impulso que debemos dar para el arranque la economía argentina”, dijo De Mendiguren, y consideró que “hay serios indicios de que puede haber una recuperación importante”.

Para De Mendiguren, que actuó como vocero único del evento, “hoy el país está en la brecha más grande de su historia entre la Argentina real y la potencial”, por lo que abogó por “industrializar el agro, con impulso a los sectores que generan dólares, como las exportaciones”.

También indicó que, en la reunión, el Presidente y Duhalde coincidieron en apostar por la “empleabilidad” para que el país “salga de la crisis pero con todos adentro”, además de la “ciencia, la tecnología y la industria del conocimiento”.

En tanto, reveló que Fernández ratificó la puesta en Marcha del Consejo Económico y Social para “definir con claridad los objetivos cuantificables del nuevo despegar de Argentina”.

Al respecto, Duhalde compartió la experiencia llevada adelante en el Movimiento Productivo Argentino (MPA) desde 2001 en adelante.

“Hablamos mucho de esa nueva relación sinérgica que tiene que existir entre el campo y la industria, porque hoy Argentina es demasiado grande como para vivir sólo del campo, como en los siglo XIX y XX, aunque también es imposible su desarrollo sin el campo”, acotó De Mendiguren, e insistió en el “potencial” de ese sector para el desarrollo a través de los “agregados de valor”.

“Si Argentina no cambia su matriz productiva, va a seguir generando crisis cíclicas cada 7 u 8 años por la alta demanda de dólares”, advirtió.

El titular del BICE indicó que encontró al Presidente “muy tranquilo, preocupado por el presente y con la cabeza muy puesta en el futuro”.

Sobre la cuarentena, señaló que Fernández y Duhalde tienen la misma postura respecto de la “gravedad de la situación no sólo a nivel local sino mundial”, al efectuar el cálculo de lo que hubiera pasado en el país si no se hubieran tomado estas medidas restrictivas.

De Mendiguren puso los ejemplos de las “tragedias” de países como “Italia, España y Estados Unidos”, que sufrieron un alto número de víctimas “sin tener pobreza ni asentamientos, y con una estructura hospitalaria desarrollada”.

En Instagram, Duhalde había publicado una foto de la reunión, donde se habló, según consignó, de la “recuperación del futuro del país, basada en gran parte en la producción”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario