Echaron a seis policías que investigaron el caso Ianonne

Política

Las connotaciones del caso Ianonne tuvieron su efecto político. Ayer el ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanian, declaró prescindibles a 117 efectivos de la Policía Bonaerense. Entre los policías echados de la fuerza se encuentran seis oficiales de la Brigada Antisecuestros que intervinieron en la investigación por el secuestro de Hernán Ianonne. Entre ellos, el capitán Gustavo Javier Espósito, jefe del Gabinete Antisecuestros y del director de la DDI de San Martín Oscar Giles.

Algunos de los policías despedidos se encuentran imputados de haber cometido presuntos «delitos graves», y de hechos de «corrupción».

La cartera de Seguridad había puesto a «la Bonaerense» bajo lupa luego de trascender la denuncia de Blumberg. Ese trabajo lo estaba haciendo Asuntos Internos que evaluaba los legajos de estos policías no sólo por el caso Ianonne sino también por la desaparición del albañil Jorge Julio López, cuyo paradero se ignora desde hace tres meses. La última vez que se lo vio fue luego de declarar en el juicio contra el comisario Miguel Etchecolatz.

La «purga policial» sorprendió porque un día antes el gobernador Felipe Solá había descartado nuevos despidos en esa fuerza de seguridad.

«Ya hemos hecho muchísimas purgas en la Policía y no vamos a hacer ninguna otra», aseguró el martes Solá en Casa de Gobierno.

Al parecer no fue ése su único equívoco. En relación con el caso Ianonne dijo que la separación de los dos efectivos policiales fue una « interrupción momentánea» por «los dichos de un pariente, que finalmente parecen haber sido desestimados por el fiscal».

  • Escuchas

    Nada más alejado de la realidad. Ayer el juez federal Juan Manuel Culotta recibió la escucha telefónica que probaría que policías de la DDI de San Martín intentaron quedarse con 47 mil pesos del dinero del rescate. Se trata de un diálogo telefónico entre la hermana de Hernán Ianonne, el joven de José C. Paz secuestrado, y una amiga donde reconoce que policías quisieron apoderarse del dinero.

    Las «escuchas» fueron realizadas por la SIDE a pedido del fiscal Paul Starc, quien remitió los casetes al juzgado de Culotta para que evalúe la prueba. Ahora el magistrado considera la posibilidad de llamar a declarar a ambas jóvenes. También la de procesar a los policías Giles y Espósito. Además deberá determinar si cabe una imputación de falso testimonio a los padres del jovensecuestrado. Públicamente, la familia Ianonne negó en reiteradas oportunidades la existencia de tal intento de robo, aunque el ingeniero Juan Carlos Blumberg lo denunció a los medios y un tío de Hernán -Miguel Estete-llegó a confirmarlo ante la Justicia, aunque luego incurrió en contradicciones y estuvo algunas horas detenido.

    Blumberg reflotó ayer el enfrentamiento con los Ianonne al calificar de «mentirosos» a los padres del joven por empeñarse en negar el intento de robo del rescate por parte de personal de la DDI de San Martín.

    El padre de Axel sostuvo ayer que el caso Ianonne posee «ribetes extraños y hay mucha gente que miente, como mienten los padres, que ocultan cosas relacionadas con el intendente de José C. Paz, Mario Ishii, con el que tienen un grado de amistad».

    De todos modos, dijo que desconoce si hay un «pacto» entre la familia Ianonne y las autoridades policiales y políticas, pero agregó que «hay cosas muy graves que se tienen que seguir investigando».

  • Liberados

    En tanto, dos de los cuatro detenidos por el secuestro extorsivo de Ianonne fueron liberados ya que se determinó que, en principio, no estarían implicados en el hecho. Se trata de dos hombres que fueron detenidos con el teléfono celular de Ianonne en su poder. Según el juez, quedó determinado que ninguno de los dos hombres, de quienes no se suministraron sus identidades, sabía que ese teléfono que poseían era de Ianonne y, durante sus declaraciones indagatorias, dijeron que lo habían encontrado en la calle y se lo quedaron.

    Por este motivo, ambos quedaron procesados en el marco de otra causa que se les abrió por «apropiación de cosa perdida», en uno de los casos como autor de ese delito y en el otro por encubrimiento, aunque como se trata de un delito excarcelable, fueron liberados.
  • Dejá tu comentario