EEUU le baja el tono a la polémica por la venta de Transener y habla de "malentendido"

Política

El gobierno de Estados Unidos reconoció ayer que existió "un malentendido" por el pedido de su Embajada a favor de una empresa norteamericana, pero advirtió que el embajador Earl Wayne "seguirá promocionando" los capitales de su país.

"Hubo un malentendido y hemos acordado dejarlo atrás. Pero también hubo una manifestación muy específica de ambos ministros (Alberto Fernández y Julio De Vido) de que les gustaría que siguiéramos haciendo esto", aseguró el número tres del Departamento de Estado, Nicholas Burns.

La frase fue pronunciada sólo 24 horas después de que el presidente Néstor Kirchner cuestionara el rol de Wayne, quien había expresado su "preocupación" por la posibilidad de que un fondo de inversiones norteamericano no pudiera adquirir parte de las acciones de Transener, la empresa que controla la columna vertebral del sistema energético argentino.

"Nuestro país no es una republiqueta", afirmó Kirchner y advirtió que no toleraría "apuros ni aprietes", al quejarse por lo que interpretó como una presión del gobierno estadounidense.

Durante una conferencia de prensa ofrecida en la Embajada norteamericana, ofrecida ayer por la tarde al término de las reuniones con funcionarios de primera línea del Gobierno, Burns elogió la labor de Wayne, quien se encontraba a su lado.

"El rol de cualquier embajador es defender y promocionar a las empresas de su país", subrayó Burns, quien inició la jornada con una reunión en Casa Rosada con el ministro Fernández, luego visitó al canciller Jorge Taiana en el Palacio San Martín y finalmente se encontró con De Vido, en la sede del Ministerio de Planificación.

El número tres del Departamento de Estado estuvo acompañado por Wayne y el secretario de Estado para Asuntos Hemisféricos, Thomas Shannon.

"Cuando estábamos reunidos con Fernández, el presidente Kirchner fue tan amable de pasar a saludarnos y compartir algunas palabras con nosotros", dijo Burns al iniciar al conferencia de prensa y luego reiteró que se trató de "un lindo gesto".

El jefe de Estado ingresó al Salón Norte de la Casa de Gobierno cuando Fernández estaba por dar comienzo a la reunión, saludó a los visitantes y conversó brevemente con Shannon, quien domina el idioma español.

Burns precisó que el diálogo con Taiana fue "excelente" y reveló que "en nombre de (Condoleezza) Rice" lo invitó a visitar Washington y señaló que el convite también fue extensivo para De Vido, a quien vio por la tarde.

Además, destacó las tareas realizadas por la Argentina en Haití, donde hay 575 efectivos realizando "tareas de paz" y definió al país como "uno de los socios de la región que más interés despiertan para Estados Unidos".

Indicó que ese interés está relacionado con "la lucha por la no proliferación de armas y las iniciativas para establecer salvaguardas sobre el terrorismo".

Antes de reunirse con el ministro de Planificación, la comitiva estadounidense visitó la AMIA, donde realizó un homenaje a las víctimas de los atentados contra la mutual y contra la Embajada de Israel, y escuchó el pedido para que su país vote a favor de establecer el "alerta roja" para buscar por todo el mundo a los iraníes acusados por los ataques.

Dejá tu comentario