El Congreso aprobó que el 24 de marzo sea feriado

Política

El Congreso declaró esta noche feriado nacional inamovible el 24 de marzo, en homenaje a las víctimas de la última dictadura militar, tal como lo pidió el Gobierno nacional y contra la opinión de la mayoría de los organismos de derechos humanos, que cuestionaron la medida.

La iniciativa fue aprobada primero en el Senado, donde se produjo un fuerte debate y la propuesta oficial obtuvo 34 votos con el rechazo de 17 legisladores, entre radicales y representantes de partidos provinciales, y luego en Diputados, donde logró 123 votos a favor, 36 en contra y 11 abstenciones.

En la Cámara baja el kirchnerismo obtuvo el apoyo de los ex duhaldistas y menemistas del bloque Peronista Federal, y varios diputados opositores opusieron a la iniciativa oficial la ley 25.633, que fue aprobada en 2002 e incluyó en el calendario escolar el "Día de la Memoria, Verdad y Justicia".

El debate en Diputados estuvo sobrevolado por la crisis que provocó en los organismos de derechos humanos y agrupaciones políticas y sociales la iniciativa oficial, que en su mayoría se opusieron al feriado, salvo Abuelas de Plaza de Mayo y Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora.

En la Cámara alta, el radical Rodolfo Terragno cuestionó la norma del Gobierno y recordó que la ley 21.329 -que estableció los feriados nacionales- fue dictada por el dictador Jorge Videla.

"El actual presidente democrático ha tomado la ley de Videla y nos propone incorporarle un nuevo feriado. A los previstos por el dictador, se sumaría el 24 de marzo, día en que se instauró la dictadura", dijo el legislador.
Terragno propuso, en este sentido, que "se declare feriado el 9 de diciembre", fecha de la sentencia que condenó a los integrantes de la Junta Militar por homicidios, tormentos y privaciones ilegitimas de la libertad.

No sólo el arco opositor cuestionó la ley: dentro del bloque del PJ, la formoseña Adriana Bortolozzi, criticó la ley y luego se abstuvo de votar, al igual que el transversal sanjuanino Roberto Basualdo.

También se opuso a la ley -en nombre del bloque de la UCR- el formoseño Luis Petcoff y destacó la oposición de varios organismos de derechos humanos al señalar: "las prácticas nos han demostrado que los feriados no tienen que ver con la reflexión".

Por su parte, la primera dama Cristina Kirchner sostuvo que "la oposición está esperando a ver que propone el Poder Ejecutivo para oponerse" y acusó a la oposición de "utilizar un artilugio semántico para no estar de acuerdo es un ejercicio poco valiente".

El debate en Diputados -en el que estuvo presente menos de un centenar de legisladores- comenzó con un discurso de Remo Carlotto, quien sostuvo que el feriado nacional "no tiene contradicción con la búsqueda y la demanda de justicia".

"La decisión del Ejecutivo es una muestra de que tiene el objetivo de generar políticas públicas perdurables. Es dar una señal para las nuevas generaciones. Pensemos dentro de 30 años cuando en la Argentina todos los 24 de marzo se produzca una reflexión. Es una herramienta fundamental para que demos esta señal", enfatizó Carlotto.

El jefe del bloque radical, el diputado Fernando Chironi, dijo que su bancada no compartía el proyecto aunque si los fundamentos de la iniciativa y destacó la ley 25.633, que fue impulsada por el arista Eduardo Macaluse.

Desde ese sector, Emilio García Méndez consideró que el Gobierno impulsó un feriado "que parece que promueve la memoria para la semana próxima (cuando se cumplan 30 años del último golpe militar) pero que acompañará el olvido del futuro".

"El movimiento de derechos humanos está hecho añicos y se abre un nuevo camino para ver si los derechos humanos son un complemento del poder o una utopía de la democracia", agregó García Méndez.

En tanto, la diputada por Recrear Nora Ginzburg también atacó la propuesta oficial y sostuvo que "el terrorismo de Estado comenzó poco después del inicio de la democracia en 1973".

"Decir que el 24 de marzo de 1976 comenzó el terrorismo de Estado es una verdad sesgada. No hay que echarle las culpas a los militares, que ya tienen bastante, porque si no los hubiéramos apoyado esto no hubiera sucedido", agregó Ginsburg.

Dejá tu comentario