Campañas en marcha

Política

Carlos Heller reanimó la campaña del Frente de Todos en la Ciudad de Buenos Aires ayer en el porteño Parque Centenario y. Horacio Rodríguez Larreta salió ante las radios para promocionar a sus candidatos en provincia y Ciudad. Adolfo Rubinstein, que compite en la interna contra María Eugenia Vidal y Ricardo López Murphy, habló de "campaña gasolera".

Heller reanimó campaña CABA

Carlos Heller reanimó la campaña del Frente de Todos en la Ciudad de Buenos Aires ayer en el porteño Parque Centenario. El banquero va tercero en la lista de candidatos a diputados nacionales, que encabeza Leandro Santoro y que lleva de segunda a Gisella Marziotta. Todos en el escenario, ayer a mediodía. Heller, con la euforia que se suele imprimir a los discursos de campaña, nominó a Santoro como el candidato que ganaría en 2023 las elecciones a jefe de Gobierno, desatando la sorpresa del propio destinatario, quien a su vez ya había llenado de elogios al economista al momento de las oratorias, que en este caso intentaron ser un diálogo. Algunos, en el público, conocedores de las internas del FdT pensaron inmediatamente que tal vez Matías Lammens se estuviera arrepintiendo de rechazar la primera candidatura a diputados nacionales que lleva ahora Santoro. El actual ministro de Turismo, logró una marca histórica para el peronismo en la Ciudad en 2019, aunque no logró ganarle, claro, a Horacio Rodríguez Larreta. Lammens rechazó en este turno encabezar la lista este año, pero no archivó la idea de competir por el cargo mayor en la Ciudad de Buenos Aires.

“En 2023 vamos a recuperar la Ciudad con nuestras mismas banderas y los mismos principios, cada uno con su bandera para recuperar la Argentina, para recuperar la unidad nacional y la mística de la recuperación transformadora”, sostuvo Santoro.

Larreta, entre pacto y bloqueo de leyes

Horacio Rodríguez Larreta salió ayer, ante las radios, para promocionar a sus candidatos en provincia y Ciudad de Buenos Aires y refrescó la idea de un acuerdo con la oposición, pero a la vez habló de trabar la sanción de algunas leyes que requiere el Gobierno. S

Sobre la economía dijo que “es muy importante tener un plan de largo plazo” que se “sostenga en el tiempo”, de “20 a 25 años”, que sea fruto de un “acuerdo más amplio de distintas fuerzas políticas”.

“No hay rumbo. No se genera empleo, no se genera trabajo. Hay empresas que se van...”, sentenció el Jefe de porteño y dijo que “la única forma de frenar al Gobierno actual es votando a Juntos por el Cambio”.

“Si querés decir basta al Gobierno, tenés que frenarlo con un partido mayoritario. Los que evitamos que salga la ley del procurador en el Congreso y la reforma judicial fuimos nosotros. Por eso pedimos que nos acompañen, para ponerle freno a eso y cambiar el rumbo del país”, remarcó Larreta. Enumeró que Juntos por el Cambio también logró bloquear en el Congreso la llamada “ley de superpoderes” para el Jefe de Gabinete y se definió como un hombre “de equilibrios”.

“Yo he sido muy firme para defender mis convicciones cuando defendí la quita de coparticipación o para defender que los chicos estén en las aulas. Lo defendí a fondo, los mantuve en las aulas y nos terminó apoyando la Corte Suprema de Justicia. También soy muy firme para bloquear leyes como la de superpoderes y la del procurador general. Ahora también estoy convencido de que Argentina necesita generar diálogos y consensos”.

Campaña gasolera para exsecretario

Con poca visibilidad, compite la lista de radicales rebeldes de Juntos por el Cambio que encabeza el precandidato a diputado nacional Adolfo Rubinstein en la Ciudad de Buenos Aires, contra la boleta de María Eugenia Vidal y la que lleva a Ricardo López Murphy. El ex titular de Salud dijo que la suya es “una campaña gasolera” en función de la “diferencia abismal de recursos” que tiene la lista de Vidal. Aseguró Rubinstein que “hay una importante proporción de la población, entre el 20% y 30% de la Ciudad, que tiene una postura transformadora y no se siente cómoda con la candidatura de Vidal, que es el fruto de un acuerdo político”.

“Es una lista en la que se lotearon los lugares entre los diferentes espacios, incluyendo a una parte del radicalismo, y termina en un producto muy lavado”, opinó Rubinstein.

Opinó además que en la presidencia de Mauricio Macri “el radicalismo fue un actor de reparto”, aunque compartieron “los principios y valores que hicieron que se creara Cambiemos”, como “la defensa de la democracia, la independencia de los poderes, la defensa de la libertad...”. “Ahora queremos tener un rol mas protagónico”.

Dejá tu comentario