Esperable rechazo de Tabaré a una cumbre con Kirchner por papeleras

Política

Contra todas las expectativas, el gobierno uruguayo confirmó ayer que el presidente Tabaré Vázquez no tiene previsto reunirse con Néstor Kirchner el próximo fin de semana, cuando ambos mandatarios lleguen a Chile para participar de la ceremonia de asunción de Michelle Bachelet.

La Secretaría de Prensa de la Presidencia uruguaya informó, en cambio, que Vázquez mantendrá una reunión con el presidente saliente de Chile, Ricardo Lagos, pero subrayó que «no habrá reunión» con Kirchner.

Lagos
, la semana pasada, había instado a los presidentes de Uruguay y de la Argentina a viajar un día antes de la jura de Bachelet y tener una reunión entre los tres, buscando avenir a los gobernantes hacia una superación de ese conflicto por la instalación de las papeleras en Fray Bentos, que ha puesto las relaciones en su peor nivel en años.

La negativa del gobierno uruguayo a mantener un encuentro con Kirchner responde al fracaso de las negociaciones para que se destraben los bloqueos en los puentes fronterizos de Gualeguaychú y Colón, a la altura de la provincia de Entre Ríos.

Ayer, en tanto,
trascendió que el gobierno uruguayo estaría considerando realizar reformas en los proyectos de construcción de las dos industrias de celulosa, con el fin de destrabar el conflicto. Según informó el diario montevideano «El Observador», técnicos de la administración de Vázquez estarían evaluando la posibilidad de desviar el efluente de las plantas hacia el río Negro, un cauce que atraviesa el territorio uruguayo de Este a Oeste, y no directamente hacia el río limítrofe.

«Consiste en construir un sistema de tuberías en territorio uruguayo para que los desechos desemboquen en el río Negro»,
que a su vez vuelca sus aguas en el río Uruguay, indicó el matutino uruguayo. Con la iniciativa, el gobierno oriental buscaría que el proyecto de la instalación de las plantas de celulosa se transforme en un tema netamente uruguayo, ya que evitarían la utilización directa del río compartido.

Según consignó el matutino uruguayo,
«fuentes oficiales confirmaron la existencia de este estudio», que estaría en la órbita del Ministerio de Ganadería. Sin embargo, el ministro de Medio Ambiente de Uruguay, Mariano Arana, descartó la idea y afirmó que le extrañó «que se largue al ruedo una información semejante, una idea que no sabemos qué aval técnico ni económico ni financiero contiene este tipo y agregó: «Nos sorprende muchísimo».

«Al final de cuentas, una solución de esta naturaleza en principio acarrearía una inversión muy significativa y no necesariamente disminuiría las eventuales contaminaciones que se volcarían en el río Negro, a pocos kilómetros de la desembocadura del río Uruguay», subrayó el ministro.

El proyecto fue elaborado por el Colegio de Profesionales de la Ingeniería Civil de Entre Ríos, y fue presentado el pasado 23 de febrero por la entidad en la provincia, como una forma de zanjar el conflicto.

La región ya muestra un antecedenteen esta materia. En Chile, en 2004, el presidente
Ricardo Lagos obligó a una planta de celulosa a construir un canal de 12 kilómetros que desemboque mar adentro, con el objetivo de hacer frente a los daños ambientales provocados por el vertido de afluentes tóxicos.

Uruguay reclama el cese de los cortes en los puentes fronterizos, uno de ellos iniciado hace 32 días, y el otro 19 días atrás como forma de comenzar a explorar cómo puede negociarse. Sólo permanece transitable el que une a Salto con Concordia, también en Entre Ríos.

Dejá tu comentario