Espía: Gobierno porteño se defiende con críticas a Oyarbide y a la Policía

Política

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, negó que el ex policía Ciro James haya trabajado en Boca Juniors durante su gestión y anticipó que presentará una denuncia contra autoridades de la administración nacional por el caso de espionaje.

Durante una conferencia de prensa, Macri acusó al Gobierno nacional y la Policía Federal de organizar un plan "sórdido" con el objetivo de "boicotear" la Policía Metropolitana.

Macri fue más lejos y anticipó que hará una denuncia "para que se investigue bien" el caso y sus derivaciones, luego de que el jefe de Gabinete lo acusara de armar un cuerpo de inteligencia ilegal en el ámbito de la Ciudad.

"El Gobierno nacional no ha parado junto a la Federal de boicotear en forma permanente el lanzamiento de la Policía Metropolitana. Sabíamos que iba a venir algo pero no algo tan sórdido y organizado como el que estamos viviendo", afirmó.

Así se pronunció en una conferencia de prensa en la que lo acompañaron el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta; el secretario general de Gobierno, Marcos Peña; y los ministros de Justicia, Guillermo Montenegro, y de Educación, Mariano Narodowski.

Macri afirmó que el ex policía acusado de espía Ciro James "desde 1998 trabajaba en la Policía Federal" y "hace un año y medio trabajaba en el Ministerio de Educación", pero advirtió que cuando esa cartera lo contrató "no saltó" que era oficial de la Fuerza porque "tiene una caja de jubilación separada".

En esa línea, Montenegro sostuvo que el caso "es una operación" de la Federal y la Casa Rosada, y apuntó contra el juez federal interviniente Norberto Oyarbide por cómo está llevando adelante la causa al considerar que "cuanto menos es sugestiva la investigación".

En ese marco, anunció que radicará una denuncia en tribunales y se analicen las denuncias realizadas por el jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández, quien acusó al macrismo de montar un "cuerpo de inteligencia" ilegal en el ámbito de la Ciudad.

También subrayó que las escuchas telefónicas sobre el empresario Carlos Ávila se realizaron en 2007, según la causa, y que en aquel entonces el jefe de James era "el subcomisario Vila", ex jefe de Robos y Hurtos, quien ahora se encontraría en Jujuy, en una división "cuestionada por casos de narcotráfico".

Por su parte, Narodowski admitió que James era "una persona conocida" en el ministerio "porque era abogado", pero reiteró que ocultó su condición de policía federal.

En medio de la polémica Macri vinculó a las denuncias de espionaje con "situación del país que atraviesa en una forma creciente a partir del 28 de junio, que vive un clima más enrarecido".

El mandatario porteño pidió parar "con el oportunismo de falsas versiones" ante las denuncias de legisladores opositores que señalaron que James fue parte de la seguridad del Club Boca Juniors durante el mandato del actual jefe de Gobierno.

"Es todo una mentira detrás de la otra. Nunca estuve con James, nunca trabajó en la seguridad de Boca y va a tener (Gabriela Cerruti) que responder por las barbaridades que dijo", afirmó.

Además, dijo que el Gobierno nacional que "tienen que explicar por qué la Federal mandó a pinchar los teléfonos".

Dejá tu comentario