Espionaje ilegal: la jueza Capuchetti se excusó en intervenir en el caso

Política

La magistrada argumentó que ella también fue víctima del espionaje desplegado por la AFI durante el macrismo.

La jueza federal María Eugenia Capuchetti fue espiada durante el gobierno de Cambiemos. Por esa razón, y porque al ser damnificada habría perdido imparcialidad, decidió excusarse del caso de espionaje ilegal que recibió desde los tribunales de Lomas de Zamora en el que se encuentra procesada la cúpula de la AFI macrista.

Ayer la jueza recibió todo el expediente que le remitió su colega Juan Pablo Augé tras el fallo de la Cámara Federal de Casación que ordenó que el caso, tras un largo litigio por la competencia, pasara a los tribunales de Comodoro Py.

El espionaje durante el gobierno de Mauricio Macri fue hacia políticos, propios y ajenos, gremialistas, organizaciones sociales, y también a jueces y juezas. El caso tramitaba originalmente en Lomas de Zamora pero el secretario de Mauricio Macri, Dario Nieto logró que el expediente aterrizara en Comodoro Py.

En otra causa que se investiga en los tribunales de Retiro, se pudo probar el espionaje sobre la jueza Capuchetti . Está constatado el ingreso por parte del personal de la AFI (Sede Central) al Sistema de la Dirección Nacional de Migraciones el día 20 de marzo de 2018, ocasión en la que se consultó en tres oportunidades los movimientos migratorios correspondientes a la magistrada (una vez a tránsito de pasajeros coincidentes y dos veces a tránsito de sistemas de búsqueda).

María Eugenia Capuchetti jueza federal

Por tal motivo, el 26 de noviembre del año pasado por encontrarse entre los posibles damnificados de las operaciones denunciadas, se inhibió de continuar investigando esa causa que primero estuvo en manos del juez Rodolfo Canicoba Corral.

“Iguales razones, me llevan a inhibirme en los presentes actuados, toda vez que aparecen investigadas aquellas maniobras de inteligencia ilegal que habrían sido adoptadas en el interior de la Agencia Federal de Inteligencia, que se corresponden con el plazo temporal de los hechos aquí investigados”, argumentó la jueza sobre su excusación en la causa de espionaje ilegal.

Tras una ardua discusión por la competencia, Capuchetti había quedado a cargo de la causa en la que se investigan los hechos vinculados con la realización de tareas de inteligencia ilegales sobre el “Instituto Patria” y en el domicilio particular de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En ese marco fueron imputados el extitular de la AFI Gustavo Arribas, y su segunda Silvia Majdalani, y exagentes a quienes se responsabilizó por aquellas actividades de inteligencia ilegal y también por las maniobras que se efectuaron con el objetivo de aparentar la legalidad de dicho espionaje.

Por otra parte, también debía investigar una asociación ilícita, constituida desde el propio aparato del Estado Central, en especial el Poder Ejecutivo Nacional y una de sus dependencias directas, la AFI y también desde el Servicio Penitenciario Federal.

En este caso, la jueza señaló que se investigan similares maniobras de inteligencia ilegal de las cuales resultó damnificada.

“Se impone la necesidad de excusarme para entender en los mismos, toda vez que pudiendo resultar damnificada por hechos similares a la de pesquisa, se vislumbra la posibilidad de que mi imparcialidad y por lo tanto el ejercicio normal de la justicia se vean afectadas”, fundamentó la jueza su excusación.

Finalmente remitió la causa a la Cámara Federal para que se sortee un nuevo juez.

En tanto, aún queda pendiente un último recurso de queja que interpusieron varios querellantes encabezados por Cristina Kirchner, y también por el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal que harán un último intento para que de la mano de la Corte el caso vuelva a Lomas.

Temas

Dejá tu comentario