Filmus empieza hoy ensayo de candidato

Política

Alberto Fernández lo insinuó, pero si algo no querían oír los legisladores porteños y diputados nacionales por la Capital Federal era que se quedarán sin vacaciones. Es que el jefe de Gabinete tiene apuro ahora por difundir las bondades del candidato a jefe de Gobierno porteño, que reemplazará en ese rol a Daniel Scioli.

Por eso ayer Fernández convocó a una comida, en la Casa de Gobierno, al plantel de diputados locales y nacionales del distrito que tiene el kirchnerismo, todos para escuchar por primera vez que Daniel Filmus -el candidato- dijera lo que sí esperaban oír: «Vamos a ganar la Capital y el año que viene vamos a estar brindando a cien pasos y con champagne», se permitió Filmus como humorada, ya que los esfuerzos de austeridad privaron a la mesa de copas para la ocasión. Sólo vino y agua para acompañar una entrada de fiambre, que Filmus obvió por llegar retrasado, churrascos y duraznos en almíbar con crema.

Lo cierto es que en la mesa participaron el bloque porteño Frente para la Victoria -que conduce Diego Kravetz-, las diputadas nacionales Juliana Marino y Mercedes Marcó del Pont y las senadoras María Laura Leguizamón y Vilma Ibarra. Entre los legisladores estaban Silvia La Ruffa, Juan Manuel Olmos, Inés Urdapilleta, Miguel Talento y Sebastián Gramajo. Junto a ellos además el titular del sindicato de porteros, Víctor Santa María.

  • Poca imagen

    Todos entendieron que Fernández se colocaba al frente de la campaña política que tendrá Filmus, quien no ha demostrado aún sus dotes de candidato -una duda para la mesa- y que se mantiene en los sondeos con poca imagen de conocimiento.

    Pero hubo un tema que concentró más la atención. Es que en el gobierno de Jorge Telerman, con quien los kirchneristas pretenden disputar en el cuarto oscuro, no son pocos los funcionarios que llegaron a sus sillas de la mano de un acuerdo que el reemplazante de Aníbal Ibarra urdió con un surtido de tribus del oficialismo.

    El caso más notorio es el del ministro de Educación, Alberto Sileoni, y todo su plantel, proveniente de los equipos de Filmus. Sería el propio Telerman quien promovería un acuerdo para la retirada de ese funcionario, apreciado en la gestión porteña y quien no quiere resignar su puesto por la campaña de su ex jefe. Es que Sileoni fue viceministro de Filmus, por eso el candidato sostuvo en la mesa que «no quiero que se dañe la educación en la Ciudad por una campaña». Así quedó sin resolver la cuestión en ese sentido. Sin embargo horas más tarde de la comida, los kirchneristas supieron que Telerman pidió la renuncia de un subsecretario de Justicia, quien reportaría en forma independiente al kirchnerismo, pero que participó recientemente de la presentación de un libro de autoría de Juan Manuel Abal Medina, funcionario de Fernández en la Jefatura de Gabinete.

    Otra situación que se expuso en el almuerzo fue que nadie quería provocar una retirada simultánea que actúe «como si quisiéramos desestabilizar al gobierno de Telerman», confesión que dejó en claro que no serían pocos los funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires que reportan al «albertismo» pero se nutren del telermanismo.

    Fernández dejó en suspenso una definición sobre esas situaciones y en cambio arengó a los suyos a entregarse a una campaña veraniega, pero a medias, ya que Filmus tiene previsto recorrer las playas bonaerenses con su tradicional entrega de libros para intentar capturar a los porteños bajo la sombrilla.

    Hoy mismo comenzará sin embargo el proselitismo oficialista en la Ciudad, pero aún en tenidas no callejeras. Empezará el postulante visitando por la tarde la Legislatura porteña, mientras comienzan a diagramarse los afiches con el anuncio de su candidatura, que serán desplegados en los próximos días, a más tardar en la primera semana del año electoral, con la idea de remontar su intención de voto para marzo.
  • Dejá tu comentario