Fiscales: "Si alguien sabe algo, deberá llamarnos"

Política

Aunque sin pistas firmes, la investigación por el secuestro de Luis Gerez tomó ayer un nuevo impulso: la Justicia designó a otra fiscal, Irene Molinari, que se suma ahora al equipo de trabajo de la Fiscalía Número 1 de Escobar.

Desde esa dependencia informaron que son tantos los operativos, allanamientos y testimonios que están recibiendo que se hizo necesaria la incorporación de una nueva fiscal, que se agrega ahora a Andrea Palacios, Facundo Flores y Paula Gaggiotti, todos de Escobar. La decisión fue tomada por la fiscal general del caso, Liliana Maero.

En la fiscalía, las únicas hipótesis descartadas son la de robo y la de secuestro extorsivo. Todas las demás posibilidades siguen abiertas, sin datos firmes sobre el móvil o los autores del secuestro. Los operativos siguen a cargo de la SIDE, la Policía Federal y la Bonaerense, y el epicentro de los allanamientos sigue siendo la zona de Pilar y de Escobar, en el norte de la provincia de Buenos Aires.

  • Informe objetivo

    Hasta ahora los fiscales no tienen previsto que Gerez, militante kirchnerista, de la agrupación Pensar Escobar, liderada por el actor Alberto Fernández de Rosa, vuelva a ser citado a declarar. Ya lo hizo seis horas el sábado -cuando debió interrumpir su testimonio por el shock emocional que lo envuelve y otras tres el domingo, sin poder aportar datos sobre la identidad de sus captores. «No pudo aportar mucho», informaron desde la fiscalía a este diario. Sin embargo, ya son más de 120 las personas que hasta ayer habían comparecido ante el equipo de fiscales liderado por Palacios para brindar testimonio: vecinos, testigos, gente de la zona. Al referirse a los peritajes médicos que se le hicieron al militante kirchnerista, la fiscal Palacios sostuvo que «hay un informe médico que es objetivo y que indica que el señor Gerez presentó lesiones compatibles con lo que él refiere que le ha ocurrido» durante las 48 horas que permaneció en cautiverio, desde el miércoles último hasta el viernes. «Me ponían la pistola en la cabeza y gatillaban. Apretaban y apretaban el gatillo», contó a la fiscal Palacios.

    La fiscal agregó que su «único objetivo es llegar a la verdad del caso», en referencia a lo que ocurrió con quien fue un testigo clave para impedir que Patti asumiera una banca en la Cámara de Diputados.

    «Nuestro objetivo es descubrir la verdad de todo esto y, para eso, desde el día en que tomamos conocimiento de la denuncia estamos trabajando full time, porque para nosotros no hubo ni fin de año ni primero de enero», dijo Palacios. La funcionaria volvió a pedir que cualquiera que tenga algún dato para esclarecer el caso se «comunique con la Fiscalía Número 1 de Escobar».
  • Dejá tu comentario