6 de diciembre 2011 - 14:01

Fuerte respaldo presidencial a Guillermo Moreno

Cristina de Kirchner en Casa Rosada.
Cristina de Kirchner en Casa Rosada.
"Cuidando los intereses del país cuidamos los intereses de todos los argentinos", dijo la presidente Cristina de Kirchner en el acto de cierre de Ronda de Negocios "Argentina exporta audiovisual". Para luego agregar "y es cierto que cuando uno por ahí tiene que cuidar determinados intereses, resulta antipático para otros intereses", explicó refiriéndose al Secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

Previamente la Jefa de Estado había elogiado la función que cumple la cartera de Moreno, que contribuye a "que el país exporte más". Para que no queden dudas que estaba respaldando a su "polémico funcionario" afirmó "estamos muy contentos por todas las gestiones que ha hecho la secretaría de Comercio Interior, que como siempre, busca el equilibrio entre exportación e importación".

En el día que se conocieron los principales miembros del gabinete que la acompañara en este nuevo periodo este respaldo fue interpretado como un ratificación de que Moreno continuará siendo uno de sus colaboradores y, muy probablemente, en el mismo cargo.

Cristina defendió la política económica y aseveró que "vamos a seguir trabajando en ese sentido y con esta orientación". El objetivo presidencial es "vender productos argentinos desde granos hasta contenidos como lo refleja la industria del cine", explicó.

En un momento dado cuando estaba hablando de artistas que fueron "iconos" de la industria cinematográfica, como Zully Moreno, Lolita Torres, entre otros famosos artistas, Moreno le mencionó a la "Coca Sarli", Cristina admitió que "la Coca Sarli forma parte del surrealismo argentino" y le brindó un homenaje porque "fue muy censurada durante las dictaduras, realmente, con un dejo de hipocresía muy grande".

Luego reconoció que ella no miraba mucho las películas de Sarli pero bromeando con Moreno le dijo "me da la impresión que usted era el que las miraba, seguro que usted si", provocando las risas de los asistentes y, aunque cueste creer, que el controvertido funcionario se ruborizara.

Las probabilidades de que la Secretaría de Comercio siga siendo ocupaba por Moreno son altas ya que se descartó que el funcionario pueda desembarcar en la Afip. Según informó a última hora en la Casa Rosada el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, Ricardo Echegaray continuará al frente de la Afip hasta diciembre del 2012 ya que como ente autárquico tiene mandato hasta esa fecha. Si bien, el titular de la Afip puede ser invitado a renunciar por indicación presidencial, la información oficial ratifica que quedará hasta fin del año que viene.

Además, durante el acto Cristina defendió al funcionario incluso frente a las acusaciones de su "estilo" al admitir que "la defensa de los intereses nacionales demanda actitudes que no son "simpáticas". También apoyó una de las políticas cuestionadas por el establisment respecto a la obligación de compensar con exportaciones las importaciones que los sectores industriales necesitan hacer. Esto dio lugar, por ejemplo, que las automotrices tuvieran que exportar desde soja hasta vinos.

Luego del acto con los artistas que, como ella confesó, es una de sus actividades preferidas, tuvo varias audiencias entre ellas con el premio Nobel de Economìa, Joseph Stiglitz quien en la conferencia que dio en la Facultad de Ciencias Económicas criticó los planes de ajuste que implementan diversos países de la Unión Europea y elogió la restructuración de la Argentina, opiniones que son coincidentes con lo expresado en más de una oportunidad por la primera mandataria. Esto explica que la audiencia con el economista internacional se extendiese más allá de lo previsto.

En un día donde se conoció que el Gobierno ratificó el rumbo al confirmar a la mayoría de los ministros del gabinete para el segundo mandato, Cristina también tuvo un respaldo a su gestión nada menos que por un Premio Nobel de Economía.

Dejá tu comentario

Te puede interesar