Ganancias en extraordinarias: se dilata votación (marzo); gremios y oposición empujan "mejoras"

Política

El macrismo reiteró modificaciones a favor de beneficiar aún más a jubilados, a no discriminar a los autónomos, y a una actualización mediante inflación (IPC) y no salarios (RIPTE). Facundo Moyano presentará iniciativa para dejar fuera al aguinaldo, horas extras, viáticos y otros conceptos.

El Gobierno incorporó en las últimas horas la discusión sobre el Impuesto a las Ganancias en las sesiones extraordinarias pero el proyecto que presentó el titular de Diputados, Sergio Massa, no se votará hasta marzo. En la Cámara baja, los dictámenes deben firmarse hasta diez días antes del término del período en cuestión, plazo que finalizó ayer -tal como contó Ámbito tiempo atrás- y, de esta manera, el tema quedará en agenda por unas semanas extra, situación que aprovechará el Frente de Todos en pleno año electoral.

La iniciativa de Massa apunta a establecer un nuevo piso de $150.000 para trabajadores activos y para jubilaciones superiores a ocho haberes mínimos. Dichas cifras apuntan a beneficiar al 63,4% de contribuyentes que pagan en la actualidad. En detalle, los principales beneficiados aparecen en la provincia de Buenos Aires (569.000 empleados y jubilados), Ciudad de Buenos Aires (157.000), Córdoba (103.000), Santa Fe (98.000) y Tucumán (30.000).

Para el oficialismo, cerca de 179.000 empleados de la industria manufacturera dejarían de abonar el impuesto (58% de la masa actual); Transporte y Almacenamiento, 133.000 (65%); Comercio al por mayor y al por menor, 106.000 (46%); Intermediación Financiera y otros servicios de dicha área, 48.000 (46%); y Construcción, 27.000 (54%), respectivamente.

El proyecto ya recibió el aval de casi todos los bloques legislativos. Sin embargo, también aparecieron los pedidos de modificaciones a la iniciativa original. Desde Juntos por el Cambio, por caso, el radical Alejandro Cacace reiteró las solicitudes por las que pujará el principal interbloque opositor.

Una de ellas es la ampliación del mínimo no imponible para jubilados -de seis a ocho haberes mínimos- por no ser “suficiente”, y recordaron desde el interbloque que la jurisprudencia de la Corte Suprema y tribunales inferiores ha declarado la inconstitucionalidad del pago en cuestión, panorama que requiere una idea más integral del asunto.

En segundo lugar, el macrismo quiere eliminar la discriminación hacia los autónomos -Massa asegura comprometerse a una ley paralela- para evitar que se amplíe la brecha. Según Juntos por el Cambio, se pueden equiparar para ambas categorías el beneficio otorgado.

La oposición tampoco quiere olvidar el mecanismo de actualización y propone el Índice de Precios del Consumidor (IPC) y no el de salarios (RIPTE), que la experiencia ya demostró que lo único que genera es un desfase.

Más ideas oficialistas

No sólo la oposición propuso cambios a la ley de Massa. El diputado Facundo Moyano (Frente de Todos), de extracción gremial, impulsará una iniciativa para que el aguinaldo, las horas extras, los viáticos y otros conceptos queden eximidos del pago del impuesto a las Ganancias. El titular de la Cámara baja ya realizó y continuará con reuniones con sindicatos y empresarios para pulir el texto presentado.

La defensa de Massa

“Se debe apurar el debate porque hay más de un millón de argentinos que esperan por el alivio fiscal que representa la medida”, señaló el presidente de Diputados. Luego, destacó: “Tenemos que buscar resolver de la mejor manera esta medida para después abordar las demás situaciones que esperan otros sectores respecto de un sistema tributario más justo”.

En esa línea, el tigrense dejó claro que “es absurda la regresividad del sistema de impuestos”, ya que “con $56.000 se es pobre y con $72.000 se paga Ganancias”. Y remató: “Hay que corregir la distorsión que se produjo entre 2016 y 2019, que llevó a que hoy paguen el doble de los trabajadores que en 2015 un impuesto por trabajar”.

Reclamo patagónico

Los diputados radicales Martín Berhongaray (La Pampa), Gustavo Menna (Chubut), Lorena Matzen (Río Negro) y Roxana Reyes (Santa Cruz) expresaron su preocupación por “la ausencia de una referencia expresa en el texto del inciso ‘c)’ del artículo 30, que el referido proyecto propone ‘sustituir’ a la permanencia de la vigencia del actual diferencial por zona desfavorable, que incrementa en un 22 % las deducciones especiales computables para la determinación del Impuesto a las Ganancias de empleados en relación de dependencia y jubilados que residen en la Región Patagónica Argentina”.

Dejá tu comentario