Gobierno busca rescindir contrato por el soterramiento del Sarmiento

Política

La obra se encuentra paralizada y rodeada de causas judiciales. Quieren acordar un proyecto más sustentable. Calculan u$s1.500 millones para hacerlo como estaba pensado.

“Estamos trabajando y avanzando en la idea de la rescisión de ese contrato. Creemos que como está planteado hoy es absolutamente inviable...”, dijo el ministro de Transporte, Mario Meoni, en referencia a la obra de soterramiento del Ferrocarril Sarmiento.

Explicó el ministro que “es necesario invertir más de u$s1.500 millones para poder hacerlo como estaba pensado originalmente” y que “entendemos que en el marco de la crisis que tenemos hoy no podemos llevar adelante una obra de esas características, que además viene con muchas dificultades”.

Meoni habló en una conferencia de prensa que compartió con el ministro de Turismo, Matías Lammens, en donde presentaron un convenio firmado con empresas de transporte para promover el “turismo social”.

La polémica obra del Sarmiento, según señaló el titular de Transporte, “ya estaba paralizada”. De todas maneras, aclaró que se están llevando a cabo los estudios tanto técnicos como jurídicos para avanzar en la definición de la continuidad o no de la obra. Además, indicó que la intención del Gobierno no es rescindir el contrato y que esto luego derive en un “juicio millonario” (ver nota pag. 11)

A casi 14 años de la primera vez que fuera presentado el proyecto para el soterramiento del Sarmiento esta mega obra aún sigue en veremos además de haber sido salpicada por sospechas de corrupción. Actualmente el avance del emprendimiento registra solo uno 8 kilómetros, sobre un total de 18. La obra por casi u$s3.000 millones fue adjudicada a una Unión Transitoria de Empresas (UTE) formada por la firma italiana Ghella, y Sacde (exIecsa) y de Marcelo Mindlin, (quién la adquirió a Angelo Calcaterra).

El ministro de Transporte, indicó que “en el marco de la crisis que tenemos hoy no podemos llevar adelante una obra de esas características, que además viene con muchas dificultades. Hoy está absolutamente paralizada”.

Meoni anticipó que se está “trabajando con el Gobierno de la Ciudad en la revisión técnica de cuál es el proyecto viable hacia adelante a partir del punto de vista técnico”.

Juicio

El funcionario explicó que el eje de trabajo tiene dos aspectos: “Uno es el jurídico, para ver de qué manera se puede hacer esa rescisión de contrato sin que impacte en un juicio millonario en contra del Estado. Queremos resguardar eso de sobremanera”.

Aunque, aclaró que la decisión no sería precipitada ya que, “muchas veces se han tomado en la Argentina decisiones políticas que son impactantes a la hora de un título pero que después las consecuencias económicas son muy graves. Nosotros no vamos a hacer eso, vamos a cuidar el recurso de todo el mundo”, aseveró Meoni sobre este punto. Y volvió a ser cauto al reiterar que “quiero ser muy prudente respecto de esto, por eso digo que vamos a tener un análisis efectivo de nuestra área jurídica al respecto”.

En otro tramo explicó que se están llevando a cabo “la revisión de los certificados que hay que pagar de la obra ejecutada, y también de lo que puede ser razonable que reclamen las empresas a la hora de la rescisión del contrato. Si eso no es razonable, obviamente vamos a discutirla.Hace falta un análisis económico”, explicó el funcionario.

El ministro resumió en tres los pasos para definir qué pasara con el soterramiento del Sarmiento: “Una de ver cómo se resuelve y cómo se continúa la obra; la segunda, de carácter jurídico, si es posible esa rescisión sin impacto negativo para el Estado; y la tercera es de índole económico, para ver si lo que se reclama y se demanda es justo o no”, concluyó Meoni sobre este punto.

Camiones

En otro orden y ante la pregunta de Ámbito respecto de cuál será la estrategia oficial para bajar los costos de la logística, el funcionario indicó que están pensando en “fuertes inversiones” en la cuestión ferroviaria” dado que la zona norte del país “es imprescindible que haya una mejora de la logística ferroviaria (incluyó también a la zona de Cuyo). Asimismo dichas inversiones serán destinadas también a “ampliar la conectividad a partir de la Hidrovia”.

Quizás temiendo la reacción en contra del titular del sindicato de camioneros, Hugo Moyano, el funcionario se apresuró a decir que “no es contra los camiones” y explicó que el transporte automotor se verá beneficiado al “crecer la producción interna”, afirmo Meoni.

Esta mayor actividad demandara que “a partir de ella va a ser necesario que haya no solamente mas transporte ferroviario, más transporte fluvial, sino también la carga en camiones...”, explicó el titular de la cartera de Transporte. Al tiempo que anticipo que “obviamente lo que habrá que replantarse en la Argentina es la cantidad de kilómetros que tienen que recorrer los camiones que es lo que no hace competitivo a muchos productos”.

Low cost

Respecto de la política aérea el funcionario reitero que “no pensamos modificar nada de lo que está vigente, por el contrario”. Según Meoni el programa del Gobierno, tanto en materia económica como en el área turística, “permitirá crecer de manera importante la demanda de vuelos en la Argentina”. En este sentido, anticipo que “estamos trabajando con las distintas empresas para cubrir más destinos”. Aunque resaltó que se está demandando el cubrir más destinos y que las empresas efectúen inversiones. “Esencialmente lo que le demandamos al sector privado es mayor inversión y mayor ocupación de vuelos...”. Al igual que la prudencia que mostró sobre el tema del soterramiento, respecto de las líneas áreas Meoni indicó: “Somos Estado y hay una continuidad jurídica que no estamos dispuestos a modificar en este sentido. Hay un acuerdo, hay concesiones y rutas dadas, que se van a cumplir como corresponde”.

Cuestiono a la gestión de Macri al indicar que “en estos cuatro años simplemente se compitió en el mismo lugar y lo que queremos que realmente haya competencia económica”. Respecto del Aeropuerto del Palomar, “se va a trabajar para que esté operativo todo el tiempo” pero contemplando que “los ruidos no perjudiquen la vida de los vecinos”, concluyo el funcionario.

L. F.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario