Gobierno espera respuesta por atropello a argentino

Política

La Cancillería argentina confirmó ayer que el embajador en Cuba, Darío Alessandro, envió una carta para que Fidel Castro brinde explicaciones de por qué impidió el sábado pasado el ingreso del historiador José Ignacio García Hamilton a la isla.

Si bien en las oficinas diplomáticas se aclaró que cualquier país puede restringir el ingreso de los visitantes, el caso al menos resultó curioso, ya que el escritor no sólo había estado el año pasado en Cuba, sino que tenía la visa para llegar de nuevo,como lo hizo, junto con su esposa. Esto obliga al gobierno argentino a exigir explicaciones de fondo a La Habana.

Ayer, García Hamilton se encontraba en Panamá, destino obligado tras la negativa de dejarlo permanecer en Cuba, donde iba a presentar su libro «Simón-Vida de Bolívar», referido a las convicciones y relaciones personales de ese personaje. Sin embargo, no pudo quedarse, porque según narró, mientras realizaba el trámite correspondiente le indicaron que él no podía ingresar, pero sí su esposa.

El matrimonio emprendió viajede vuelta y en el avión narraron lo ocurrido a Alessandro, quien el lunes por la mañana envió una carta para que el gobierno cubano explique la decisión.

«Se ve que las condiciones en Cuba se agravaron», opinó el autor de «El autoritarismo y la improductividad», libro donde interpreta la historia latinoamericana como producto del autoritarismo y el fanatismo religioso, entre otras cuestiones que impedirían sociedades más libres.

Ayer, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) condenó la decisión de las autoridades cubanas. En un comunicado fechado en Nueva York, la directora ejecutiva del CPJ, Ann Cooper, dijo que «las acciones del gobierno cubano han demostrado que continúa su modelo de represalias contra escritores que presentan puntos de vista críticos».

En visitas anteriores a Cuba, García Hamilton se reunió con disidentes, en 1996 y 2005 y, la CPJ, hizo notar que el libro sobre gobiernos autoritarios en Latinoamérica lleva prólogo de Carlos Montaner, un opositor al régimen castrista.

Por otra parte, la nota oficial enviada ayer por la Embajada de la Argentina en Cuba espera respuesta por parte del gobierno de Castro. Allí se pide a las autoridades cubanas que expliquen las razones por las que García Hamilton no pudo ingresar a La Habana el pasado fin de semana, pese a que el jueves recibió de la Embajada de Cuba en la Argentina-la visa correspondiente. En la Cancillería resaltaron que el incidente «no implica un conflicto» con el gobierno cubano, porque está en el derecho que tiene el país con respecto de los extranjeros. Cualquier país tiene el derecho de prohibir la entrada a ciudadanos extranjeros.

Sin embargo, el incidente retrotrae al caso anterior -aún con diferencias- cuando se le negó a la médica disidente Hilda Molina viajar a la Argentina a ver a su familia. Entonces, a fines de 2004, la situación generó un conflicto interno que desplazó a funcionarios del ministerio que tenía a cargo Rafael Bielsa y postergó un viaje de Kirchner a Cuba.

En esta ocasión, el escritor tucumano en cambio estimó que una de las posibles causas de su «expulsión» pudo haber sido el trabajo de su autoría con prólogo de Montaner.

Dejá tu comentario