De Sousa: "Queremos seguir haciendo. Queremos que la sociedad sepa la verdad"

Política

El accionista del Grupo Indalo brindó detalles del plan orquestado por Macri para quebrar a las empresas en un reportaje con Rolando Graña en A24. La pérdida de u$s70 millones por año, la búsqueda de verdad y el desafío de seguir haciendo.

En una entrevista con el canal de noticias A24, el empresario Fabián De Sousa explicó cómo desde la presidencia de Mauricio Macri se organizó y ejecutó el plan para asfixiar financieramente a las empresas del Grupo Indalo con el fin de desguazarlas a “precio vil” y repartirlas entre amigos.

“Nosotros estamos denunciando que el Poder Ejecutivo, en cabeza de Mauricio Macri, con un conjunto de sus funcionarios, se articuló como una organización delictiva, usufructuando el poder y la organización del Estado para ir generando distintos tipos de contexto en los cuales las compañías se hicieron inviables y nosotros terminamos presos”, dijo De Sousa al periodista Rolando Graña. “Desde el primer día decimos que esto no era posible sin el acompañamiento de un sector de la Justicia”, completó.

El accionista del Grupo Indalo señaló que “quiero la verdad, lo primero que quiero es que la sociedad sepa la verdad. Lo que nosotros hicimos en el rol de empresario; queremos seguir haciendo”.

El empresario afirmó que la voluntad de Cristóbal López y la suya siempre fue pagar, recordando que los planes de pagos con la AFIP estaban al día como lo dijo una pericia de la Corte Suprema de Justicia.

"A noviembre de 2016, por los activos de Oil Combustibles, la oferta que nosotros teníamos para vender era cercana a los 600 millones de dólares. El Gobierno (de Macri) los vendió en un proceso de quiebra que duró cinco meses a 70 millones", respondió De Sousa ante una consulta del periodista. Además, el empresario reveló que esos “activos generaban un flujo de fondo que daba una utilidad de entre 45 y 50 millones de dólares por año... con lo cual nosotros hubiéramos ganado en 2016, 2017, 2018, 2019... 2020”.

Fabián de Sousa en A 24

“Usaron –prosiguió el empresario- todos los recursos del Estado contra nosotros. No había lugar donde no tuviésemos un conflicto. Era levantarse a la mañana y saber que explotaban cuatro bombas".

Y añadió: “Nos rescindieron la autopista Ezeiza-Cañuelas, nos rescindieron la obra pública, nos dejaron de pagar pauta publicitaria. De un día para otro nos entraban y nos sacaban del registro de importadores a Oil Combustibles. Nosotros traíamos barcos que significaban 35 millones de dólares en petróleo y nos encontrábamos que nos habían bloqueado el derecho de ser importadores. Pasábamos quince días esperando hasta que nos volvían a dar de alta por una orden judicial, porque teníamos que ir a buscar una orden judicial para que nos den de alta la AFIP, Aduana y el Registro de importadores, quince días de 75 mil dólares de espera por día cobraba el barco, nosotros perdíamos un millón de dólares en la ‘fiestita’”.

"Nos robaron Oil Combustibles. Ahora es una sociedad paraguaya. Se vendió a precio vil a YPF y luego YPF hizo el despiece entre los distintos amigos que debían formar parte del negocio", denunció De Sousa.

De Sousa A24

“Nunca creímos que iba a pasar en la Argentina lo que nos tocó vivir a partir de los primeros días del Gobierno de Mauricio Macri. Pensamos que venía un proyecto político nuevo, que iba a instaurar otro modelo de país pero que iba a respetar las instituciones. En lo personal pensé que iban a ser muy respetuosos de la República. Jamás imaginé que íbamos a terminar presos”, subrayó.

En ese sentido, De Sousa explicó que las empresas del Grupo Indalo sufrieron sucesivos “aprietes desde el poder” durante el macrismo tras una reunión en la que Cristóbal López se negó a realizar un operativo mediático de desprestigio de la figura de Cristina Kirchner.

De Sousa manifestó que Cristóbal López se reunió con Mauricio Macri en el domicilio de Franco Macri y allí el ingeniero indagó cuál iba a ser la posición que iban a tener los medios del Grupo Indalo si él ganaba y le propuso “instalar socialmente la vinculación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner con la corrupción y que ello derivase en un proceso en el que ella terminase encarcelada y por consiguiente el peronismo y el kirchnerismo como fuerzas totalmente minoritarias y sin oportunidad de ser gobierno en la Argentina”.

De Sousa sostiene que Cristóbal López se negó y le respondió a Macri: “Desconozco lo que estás diciendo. Yo no formo parte de ninguna organización delictiva y además como empresario mi rol es hacer y yo no voy a sumarme al ejercicio de inventar o de construir situaciones en la conciencia de la sociedad a efectos de lograr un fin político tuyo o de quién corresponda”.

Y luego de eso llegó lo peor: “Nosotros fuimos presos el 19 de diciembre de 2017. La persecución con nosotros empezó en enero de 2016 a través de Fabián Rodríguez Simón. Él habló con Cristóbal López y Federico Achával quienes son accionistas y gestores del negocio del juego en la Ciudad de Buenos Aires, en el Hipódromo de Palermo y en el Casino de Buenos Aires, que son los barcos. Les exigió el pago de tributos que hasta ese momento no eran exigibles en la Ciudad”, sostuvo de Sousa quien calificó a esta instancia como el primer capítulo de un largo apriete que los terminó encarcelando.

“Pepín Rodríguez Simón no cumplía ninguna función dentro del Gobierno nacional en ese momento. Hablaba en nombre de Macri directamente”, aseveró.

“En el caso por el que estuvimos presos la AFIP hace una denuncia el 12 de marzo de 2016 por insolvencia fiscal fraudulenta. Es decir, si mañana yo tengo una acción de cobro contra esta persona, esta persona tiene conocimiento de que hay una acción de cobro y se está desapoderando de sus activos. Es decir, vos me tenés que haber notificado que me querés cobrar impuestos que yo no pagué y una vez notificado yo lo que estoy haciendo es desapoderando. Es lo que está haciendo Pepín Rodríguez Simón ahora, se está desapoderando de su patrimonio en terceros, solamente quedan algunos terrenos”, contó de Sousa.

“Nos denuncia por insolvencia fiscal fraudulenta. Hacen el megashow de 200 allanamientos en toda la Argentina. Eso fue en marzo de 2016, en junio del 2016 la jueza Straccia se declara incompetente porque no existe un delito insolvencia fiscal fraudulenta o de evasión y dice que no se dan ninguna de las condiciones objetivas que ofrece la ley para que estos delitos puedan ser denunciados y dice: `Me declaro incompetente porque si puede existir un delito de orden mayor que lo investigue la justicia federal’”, explicó.

De Sousa A24

“No había una sola prueba de ningún delito, lo que necesitaban era inventar y generar en la conciencia social permanentemente eventos y efectos. Una parte sustantiva de la sociedad les creía y piensa que somos ladrones. Lo que han logrado es que una parte de la sociedad crea que nosotros somos delincuentes, yo creo que por suerte eso día a día se achica. Pero la otra cosa que han logrado es que somos muertos civiles, nosotros a excepción de tener un documento, un DNI, no tenemos más nada. Estamos totalmente inhibidos, no tenemos acceso a una cuenta corriente, nos embargaron todos los fondos, nos quebraron las compañías más importantes, nos sacaron del control de las compañías”, apuntó el empresario.

“A Oil Combustibles la quebraron, al Banco Finansur lo quebraron, las demás compañías no quebraron y se sostuvieron en un proceso que tuvieron que concursar, sobreviviendo con el trabajo y con el esfuerzo de los trabajadores mientras Jorge Lanata decía ‘Cierren esa canaleta’ con 400 o 500 compañeros de la actividad, que estaban cobrando el sueldo en once cuotas y sosteniendo C5N para poder seguir teniendo un ingreso y un lugar donde ir a trabajar”.

“Si yo lo analizo políticamente creo que Macri se equivocó, se construyó el peor enemigo. C5N no solamente me salvó, yo creo fue una de las voces más importantes que terminó amplificando lo que significó el gobierno de Cambiemos y es lo que hoy estamos descubriendo. Cometieron un error al dejar C5N con vida”, sentenció.

“Hoy sabemos que hay un decreto del presidente de la Nación indicando un inicio de una demanda por administración fraudulenta con respecto a la toma de endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional. No eran muchos los medios que se animaban a decir que eso era una locura. Fueron muy pocos quienes tuvieron la responsabilidad, la fuerza, la voluntad, porque fueron muy perseguidos también, para poder amplificar las locuras que se hacían en Argentina”, concluyó.

Temas

Dejá tu comentario