Gualeguaychú, eufórico: "Hasta que se vayan"

Política

«El corte de ruta se levantará sólo si Botnia se va de Fray Bentos». Envalentonados, los vecinos de Entre Ríos celebraron ayer la resolución del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya y manifestaron que la presión «seguirá ahora con la embajada de Finlandia», hacia donde piensan llegar próximamente para instalar una casilla con la inscripción «No a las papeleras».

Si bien es cierto que los ambientalistas esperaron la lectura del fallo con cierto excepticismo, la euforia se adueñó de sus espíritus una vez que la varonesa Rosalyn Higgins -la misma vocera de la resolución del 13 de julio- leyó los fundamentos a las seis en punto de la madrugada argentina.

Por la misma diferencia, 14-1, pero a la inversa, los jueces decidieron que las pruebas aportadas por Uruguay no alcanzan para demostrar que los cortes de ruta que los vecinos mantienen desde hace más de dos meses en Gualeguaychú y Colón causen daños irreparables, tal como había argumentado el gobierno de Tabaré Vázquez.

La sorpresa en Arroyo Verde-mutó entonces en una fiesta-generalizada que poco a poco, y conforme a la salida del sol, se trasladó hacia la ciudad de Gualeguaychú. Así, entre improvisados brindis, murgas disonantes y al grito de «Fuera Botnia. Gualeguaychú no va a aflojar», permanecieron hasta pasado el mediodía.

Después llegó el tiempo de la reflexión. Juan Ferrari, miembro de la Asamblea Ambiental expresó que «La Haya nunca tuvo tanta presión de un pueblo», que «está en la calle para hacer valer sus derechos» porque «saben muy bien que las plantas son altamente contaminantes».

Otro de los asambleístas, José Gómez admitió que no esperaban un fallo favorable y sostuvo que por ese motivo están «por demás contentos».

«El corte va a ser irreversible», se entusiasmó el dirigente al manifestar que el pedido uruguayo no podía prosperar «porque no se puede legalmente presentar la misma demanda en dos tribunales diferentes», como lo hizo Tabaré al dirigirse en 2006 a los Tribunales del Mercosur.

  • Refugio

    Además, los ambientalistas de Gualeguaychú colocaron ayer la piedra fundamental de lo que pronto se convertirá en un refugio permanente para los entrerrianos que quieran sumarse a la protesta. En ese mismo lugar planean instalar una videoteca y un puesto de venta de productos « antipapeleras».

    - Con tanta euforia ¿es posible imaginar que ahora volverán los intentos para bloquear tanto la salida de ferries hacia Uruguay como otros pasos fronterizos?, preguntó este diario a un histórico dirigente.

    - El fallo nos anima a seguir con el corte en Gualeguaychú hasta que Botnia se vaya de Fray Bentos, pero no hay que confundir a la Asamblea con un grupo de individuos dispuesto a hacer cualquier cosa. El fallo no da rienda suelta a la desmesura.

    Por su parte, Jorge Fritzler dijo que «esto nos da más fuerzas para seguir luchando» y ratificó asimismo que «el rumbo no se cambia y el corte de ruta seguirá hasta que se vaya Botnia».

    En Colón, en tanto, donde los vecinos se sumaron a los cortes del paso internacional aunque en forma intermitente, también dieron rienda suelta a los festejos: «Es un soplo de aire fresco», dijo Silvia Echeverría, vocera de los asambleístas. «Con un fallo adverso -agregó- iba a ser muy duro», sostener los cortes de los puentes Colón-Paysandú y Gualeguaychú-Fray Bentos».

    En ese sentido, Echeverría consideró que ante el fallo que no da lugar al reclamo de Uruguay por los cortes de ruta, habrá «un cambio de escenario».
  • Dejá tu comentario