Incontinencia

Política

Furibundos ayer los Duhalde en sus respuestas ante adversarios de ocasión. Chiche cargó sola contra Elisa Carrió, que atiza sobre su esposo cuando puede, y le dijo que es una denunciante inmoral que ha pavimentado su carrera política de acusaciones que nunca pudo probar. Hay ya reventa de plateas para escuchar la respuesta de la musa del ARI, que presumiblemente no se hará esperar. La que no responderá es Anne Krueger a Eduardo, ex presidente, que ayer la agredió al pedirle que «se deje de joder». Pero lo hizo muy lejos -en Asunción del Paraguay-y además en guaraní: «Anive rejodetei», le dijo a la número uno interina del Fondo Monetario.

Asunción (Reuters, ANSA) --El ex presidente Eduardo Duhalde lanzó ayer una dura crítica hacia la directora gerente interina del Fondo Monetario Internacional (FMI), Anne Krueger, durante una reunión de congresistas de la unión aduanera Mercosur.

«Krueger nos hizo una recomendación (...) Nos dice que tenemos que prepararnos para evitar las turbulencias. Yo quiero decirle en guaraní: 'anive rejodetei' (déjese de bromas)», señaló Duhalde en un discurso pronunciado en el Congreso paraguayo.

«¿A qué turbulencias se refiere esta señora?»,
se preguntó Duhalde. «¿A las de Bolivia, cuando hace poco tiempo, en medio de la crisis tremenda, le dio un consejo extraordinario al presidente que se tuvo que ir: bajar las jubilaciones, salarios y aumentar los impuestos?», agregó.

Criticó también las exigencias establecidas sobre la Argentina, cuya economía se recupera de la debacle que sufrió desde finales de la década de 1990 a 2002.

• Aves de rapiña

«Como nos va bien, aparecen como aves de rapiña a decir que tenemos que pagar más, sin darse cuenta de que pagar inmediato puede significar que no podamos pagar en el futuro y que no crezcamos como debemos crecer», sostuvo quien actualmente es el titular de la Comisión de Representantes Permanentes del Mercosur.

El ex mandatario pidió finalmente «un poco más de cordura» a las autoridades del organismo internacional, al que otorgó una gran cuota de responsabilidad por la crisis económica de su país y la situación general de América latina.

Poco después de su intervención,
Duhalde negó que haya un distanciamiento entre él y su sucesor, el presidente argentino Néstor Kirchner. «No hay tal pelea, eso fue inflado por la prensa», aseguró a los periodistas.

Dejá tu comentario