Insiste Ibarra en marcha a la Plaza

Política

Aníbal Ibarra convocó ayer a una marcha encontra de su destitución, ante el proceso de juicio político que le sigue la Legislatura porteña.

En un salón del porteño Palacio San Miguel, el suspendido jefe de Gobierno se rodeó de más de un centenar de adherentes a su causa, para anunciar que el 2 de marzo se realizará la llamada marcha del No en la Plaza de Mayo. La movida tendrá lugar dos días después de que se escuche el descargo de Ibarra ante la Sala Juzgadora de la Legislatura porteña que lo acusa de presunto mal desempeño en el caso Cromañón.

El llamado «comité de crisis», integrado por, entre otros, el secretario de Cultura, Gustavo López; la procuradora, Alejandra Taddei, y la secretaria de Hacienda, Marta Albamonte, presume que a la movilización concurrirán cerca de 30 mil personas y que servirá como manifestación en contra del proceso que se le sigue al mandatario de la Capital Federal, tan cerca ahora de regresar a su puesto como de abandonarlo definitivamente.

Sentado junto a su defensor en el juicio político, el ex fiscal Julio César Strassera, Ibarra dijo que «ésta no es una marcha a favor de Ibarra sino en defensa de la institucionalidad y para que se expresen todos aquellos que crean que este juicio es un manejo político», dijo en relación con la convocatoria. El jefe de Gobierno calificó de «buitres de la política» a sus opositores y repitió que «todos asistimos a un proceso vergonzoso que la sociedad no merecía».

«Mucho se hizo en nombre de la política pero hay límites», consideró y agradeció a quienes lo apoyan destacando a los políticos que «se animaron» a oponerse al juicio en su contra.

Después, con breve oratoria, adhirieron el dramaturgo Roberto Cossa, una representante de la organización de Familiares de Detenidos-Desaparecidos, una de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora y la madre de una de las víctimas de Cromañón.

El staff del Gobierno porteño -excepto el suplente Jorge Telerman- se presentó ayer completo a escuchar el breve discurso de Ibarra en el atiborrado y caluroso salón del coqueto palacio de la calle Suipacha.

También, para refirmar la postura del gobierno llegaron algunos funcionarios amigos del suspendido mandatario, como Héctor Cappacciolli y Juan Manuel Abal Medina y legisladores nacionales como la mendocina Marita Perceval y Diana Conti, además de la hermana del jefe de la Ciudad, Vilma Ibarra.

Sin haber podido unificar la postura de la bancada, sin embargo, estuvo presente parte del bloque kirchnerista de la Legislatura porteña -Silvia La Ruffa, Inés Urdapilleta, Juan Manuel Olmos, Julio Di Giovanni y el sciolista Alberto Pérez-, acompañado por el presidente de la bancada, Diego Kravetz. También llegaron ex diputados de la Ciudad, como Jorge Mercado, Alicia Caruso, Sandra Dosch y Jorge Giorno, entre variadas presencias de representantes de organismos de derechos humanos, el padre Farinello, Roberto Digón (enfrentado a Mauricio Macri por Boca) y padres de víctimas de Cromañón.

Dejá tu comentario