Lanza gobierno captura de votos en ley clave

Política

El gobierno iniciará esta semana la recta final de las negociaciones para reunir los 129 votos que necesita en la Cámara de Diputados para convertir en ley la reforma del Consejo de la Magistratura. Con el rechazo inamovible del ARI, PRO, la UCR, y el socialismo al actual proyecto, la conducción kirchnerista centrará sus operaciones en los votos que pueden aportarle los diputados provinciales y el duhaldismo.

El oficialismo continuará manteniendo contactos con eventuales aliados para garantizar la sanción del proyecto en la segunda quincena de febrero. El titular del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi, anticipó la decisión de «seguir conversando» con otras bancadas, incluso de generar un tercer encuentro con los 5 diputados que responden al intendente de Córdoba, Luis Juez. Los legisladores juecistas se reunieron el jueves pasado con la senadora Cristina Fernández de Kirchner, quien les explicó los alcances del proyecto de reforma al Consejo de la Magistratura -que propone reducir de 20 a 13 los miembros del organismo- que tiene media sanción del Senado.

Si bien los cordobeses -que en principio rechazaban la iniciativa- evitaron anticipar qué postura adoptarán en el recinto, plantearon a la senadora la propuesta de modificar el proyecto original para impedir la posibilidad de que el oficialismo pueda bloquear las decisiones que se tomen. De acuerdo con el artículo 2 del proyecto votado en el Senado, las decisiones en el Consejo deben tomarse por una mayoría calificada de dos tercios. En consecuencia, la cantidad de representantes del oficialismo en el organismo (según el proyecto pasaría a tener 5 de las 13 bancas) permitiría bloquear cualquier decisión. Sólo en caso de que el kirchnerismo no reúna los 129 votos en estos 20 días previos a la sesión extraordinaria, se podría modificar este punto, considerado por oficialistas y opositores el corazón del proyecto.

«Estamos charlando con todos y lo vamos a seguir haciendo la semana próxima para continuar analizando el proyecto. Pensamos que vamos a tener el número para aprobarlo pero queremos seguir conversando para dejar de lado la estigmatización que intentó hacer del proyecto la oposición»,
aseveró

Rossi. Lo cierto es que los 118 diputados «K» de la Cámara baja no son suficientes. Mucho menos considerando la anunciada oposición que los, por el momento, kirchneristas
Oscar Massei y Rafael Bielsa ejercen sobre el proyecto. Es importante recordar que el ex canciller se retiró del plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia sin ni siquiera firmar el dictamen del gobierno. Mientras que el rechazo del neuquino Massei, por su prestigio y liderazgo dentro de la Cámara, podría generar el éxodo de más kirchneristas desencantados. Así planteadas las cosas, la base del oficialismo se vería mermada considerablemente y el trabajo de Rossi, Alberto Balestrini, Alberto Fernández y hasta de la primera dama, se volvería mucho más arduo.

• Confianza

Para llegar a las 129 voluntades legislativas, el oficialismo confía en que contará con el apoyo de los siete legisladores que pertenecen al bloque que lidera Adolfo Rodríguez Saá, quienes, sin embargo, aún no se pronunciaron y anunciaron que recién tomarán una decisión a último momento, dejando una puerta abierta para negociar políticamente con el gobierno. (Ver nota aparte.)

Sí apoyarán al kirchnerismo
Miguel Bonasso, de Convergencia; y Gustavo Canteros, del Proyecto Corrientes; así como el ex gobernador radical de Corrientes, Ricardo Colombi; el fueguino del Frente Unidad Provincial, Ricardo Wilder; el ex macrista Eduardo Borocotó; y Carlos Macchi, del Partido Nuevo de Corrientes, que integra el interbloque macrista Propuesta Federal. Para sumar eventuales respaldos, el oficialismo seguirá conversando en estas semanas con los diputados provinciales por San Juan, Adriana Marino del Frente Producción y Trabajo y de Guillermo Baigorri, de Vida y Compromiso y de varios integrantes del Peronismo Federal, conformado por ex duhaldistas. Esas conversaciones podrían incluir además esta semana al propio titular de esa bancada, José María Díaz Bancalari -que destacó algunos aspectos de la iniciativa- y con Carlos Ruckauf y el apoderado del PJ, Jorge Landau, que firmaron el dictamen de mayoría aunque con disidencias parciales.

Dejá tu comentario