"Lavagna critica 'vieja política' desde el PJ"

Política

El mendocino Roberto Iglesias, presidente del Comité Nacional de la UCR, tuvo esta semana su primer desencuentro personal con Roberto Lavagna: el ex ministro visitó Mendoza para dar una serie de charlas y evitó encontrarse con él. Se sabe que Iglesias giró de haberle aceptado primero al alfonsinismo hablar de una posible candidatura presidencial de Lavagna para 2007 a cuestionar esa posibilidad y apuntar más a un candidato propio partidario. Lavagna, lejos de intentar seducir a la dirigencia radical, volvió a insistir con su prescindencia de estructuras partidarias y hasta inauguró allí otro argumento: sólo quiere a su lado representantes de «la nueva política». Este es el diálogo que Ambito Financiero mantuvo con Iglesias:

Periodista: ¿Las últimas definiciones de Roberto Lavagna pueden precipitar alguna decisión en el radicalismo con respecto a candidaturas?

Roberto Iglesias: En lo que respecta al Comité Nacional, hay un pensamiento generalizado de seguir discutiendo sin tomar posturas, más allá de las que ya ha asumido Margarita Stolbizer a favor de una fórmula propia. Pero esa opción no significa ir solos a elecciones, sino con otros sectores políticos.

P.: ¿En lo personal no tiene definiciones?

R.I.: De las conversaciones que voy teniendo voy sacando mis conclusiones. Definiciones no puedo tener todavía; sería una tontera apresurarse, Claro que algunas ideas ya tengo.

  • Estrategia

    P.: ¿Por qué entonces no se encontró con Lavagna en Mendoza?

    R.I.: Lavagna vino invitado por una universidad y no tuvo contacto con el partido. Es su tiempo, es su trato con la sociedad directamente, habla con empresarios, dice que quiere tomar distancia de los partidos políticos, es su estrategia.

    P.: Pero parece muy lejano de un candidato que pueda tener un proyecto en común con el radicalismo...

    R.I.: Todo el mundo habla de la vieja política como si fuéramos nacidos de un repollo. He intentado hacer cosas distintas. Yo, hacer política para ganar un voto, para decir que los partidos no me interesan, como hacen el kirchnerismo o los radicales K que están rodeados de más de lo mismo, no hago.

    P.: Esas posturas son entonces las mismas que sostiene hoy Lavagna...

    R.I.: Si Lavagna dice que no le interesan los partidos políticos o los políticos, debe tener asesores que le dicen que diga eso, pero la estructura política la sigue teniendo en algún sector del PJ.

    P.: Si no le interesa el radicalismo, pareciera que hoy sólo le queda ese sector del peronismo ex duhaldista...

    R.I.: No sé cuál es su estrategia ni cómo piensa proponerse a la sociedad. Me resulta difícil pensar que la política pueda hacerse sin partidos.

    P.: Si Lavagna desaparece de la escena radical, ¿usted estaría dentro de una opción como la que sostiene Stolbizer?

    R.I.: En política hay que ser coherente y también competitivo. Hay que hacer una apuesta alternativa al poder fuerte del kirchnerismo. Pero se debe ser coherente y dialogar con dirigentes políticos con los que se pueda dialogar.

    P.: ¿Cuál es el límite?

    R.I.: Para dialogar en política no hay límite; la izquierda, la derecha, el centro deben mantener diálogo. Hay que tener sólo coincidencia en las propuestas.

    P.: Pero en esos diálogos se ve más activos hoy a los radicales K en su afán de convencer más dirigentes que al oficialismo del partido...

    R.I.: Yo creo que los convencidos son los que están y no sé si habrá más. Ellos tienen que llevarle la mayor cantidad de gente al Presidente y por eso el apuro.

    P.: ¿Y usted por dónde sigue?

    R.I.: Voy a afinar acercamientos con otros partidos políticos con los que tenemos diálogos coincidentes. Mientras, decidiremos. Lo de Lavagna algunos lo consideran distinto de como lo considero yo. Pero repito: no estamos ni tan cerca ni tan lejos. No hay nada que esté descartado.

    P.:
    ¿Nada? ¿Ni Elisa Carrió?

    R.I.: Por supuesto que no.

    Entrevista de Rubén Rabanal
  • Dejá tu comentario