Lavagna, satisfecho por "dar batalla"

Política

Roberto Lavagna defendió anoche hasta último momento el segundo lugar para su fuerza en las elecciones de ayer. Antes de llegar a estar empatado con Elisa Carrió salió a hablar en su bunker de Costa Salguero: «A las 18.05 nos adjudicaban terceros, pero los números y el correr de las horas se fueron encargando de modificar estos dichos», dijo.

En ese discurso, en medio de la euforia de peronistas lavagnistas y radicales que estaban convencidos de haber superado a la Coalición Cívica, razonó: «Hay algunos que pueden tener alguna decepción, pero no hay peor batalla que aquella que no se da».

Cuando los números lo ubicaban segundo, detrás de Cristina de Kirchner, el ex ministro remarcó que UNA tiene «un compromiso que proviene del programa que elaboró hace más de un año con mucha profundidad».

  • Contactos

    Tras agradecer a Gerardo Morales, a quien consideró un «excepcional compañero de trabajo», recordó que esa fuerza partidaria habló «con todos los sectores sociales y de poder económico» y reivindicó a la juventud que trabajo para «comprometerse en serio con la política y el destino del país».

    Lavagna llegó a su centro de cómputos recién pasadas las 18. Había pasado el día en su casa de Saavedra junto a su familia, donde se quedó hasta el cierre de los comicios.

    Después de desayunar salió junto a su esposa Claudine Marechal y su hijo Nicolás para votar en la Escuela 21 de Saavedra.

    Mientras hacía cola en la escuela recibió una bolsa de tomates de parte de un votante que hacía fila en la misma mesa 5884 que tenía asignada y, sin comentarios al respecto, se retiró de la escuela alrededor de las 10. Tras el episodio, se retiró a almorzar pastas en su casa junto a sus tres hijos varones (Marco, Sergio y Nicolás) y sus nietos. Tras la siesta recién retomó el ritmo electoral en Costa Salguero donde lo esperaban los dirigentes de UNA y el radicalismo para explicarle que habían pasado toda la tarde denunciando faltantes de boletas en casi todo el conurbano bonaerense.
  • Dejá tu comentario