Lima: otro intento de relanzamiento

Política

El proyecto de relanzamiento del gobierno de Cristina de Kirchner, al menos en lo que tiene que ver con las relaciones internacionales, comenzará antes del 25 de mayo. Será para aprovechar que la Presidente estará con colegas de la región y de la Unión Europea (muchos de los cuales descartan incluir Buenos Aires en sus giras sudamericanas), entre el 14 y el 15 de mayo en Lima, cuando ambos bloques concreten otra de las cumbres bianuales. Hasta anoche, la Cancillería que maneja Jorge Taiana estaba en condiciones de confirmar las aceptaciones de tres cumbres presidenciales para Cristina de Kirchner: la del español José Luis Rodríguez Zapatero, la alemana Angela Merkel y la del peruano Alan García. Además, está en trámite una cuarta con el británico Gordon Brown. También la Presidente se dará el gusto de dirigir un encuentro multilateral entre jefes de Gobierno de la Unión Europea y el Mercosur. En este caso, la suerte jugó a favor de la Presidente: la Argentina ejerce la presidencia pro témpore del bloque y tiene el derecho de dirigir las negociacionesdel Mercosur hasta junio próximo. La cantidad de fotos con dirigentes importantes a nivel mundial le permitirá entonces a la jefa de Estado, según la visión kirchnerista, un reacomodamiento internacional luego de tantos vaivenes negativos que poblaron los primeros meses de su mandato.

La agenda de los encuentros es ésta:   

  • Angela Merkel. Causó una gran desilusión en Olivos la información sobre los países que tocaría la canciller alemana en su gira latinoamericana. Además de Perú, Merkel visitará Brasil, Colombia y México durante mayo; un viaje que fue presentado en Berlín como la presencia de la dirigente democratacristiana en los países más importantes de América latina. Esto, pese a que en setiembre del año pasado, durante una de las giras proselitistas de Cristina de Kirchner por el mundo, hubo un encuentro entre ambas mujeres políticas donde Merkel había comprometido un viaje a Buenos Aires. La alemana, de todas maneras, confirmó que tendrá tiempo en Lima para una reunión bilateral con la argentina. El encuentro es clave: Cristina de Kirchner tiene que convencer a Merkel para avanzar en un acuerdo con el Club de París, sin la intervención directa del Fondo Monetario Internacional. Ambas ya habían hablado en Berlín sobre el tema, y la respuesta de la anfitriona no había sido positiva para la argentina. Ahora, la Presidente va con más respaldo: le asegurará que Estados Unidos, Francia y España apoyan su posición. Habrá lugar para otros temas, pero seguramente hay uno que voluntariamente puede quedar al margen. Ni Cristina de Kirchner ni Merkel tienen muchas ganas de discutir sobre la empresa alemana Siemens y las coimas que la compañía habría repartido por todo el mundo, incluyendo la Argentina. . José Luis Rodríguez Zapatero. La Presidente viajará en julio a Madrid para tener una bilateral con el español. Sin embargo, Taiana y el canciller Miguel Angel Moratinos organizaron el lunes un encuentro en Lima a pedido de los europeos, con un objetivo claro: solucionar, o al menos encaminar, los problemas económicos no resueltos entre los dos países, situación irreductible si se quiere que la presencia de Cristina de Kirchner en Madrid y Zaragoza sea todo lo festiva que se imagina en Buenos Aires. En el temario del encuentro peruano se incluirá Aerolíneas Argentinas, aumentos de las tarifas públicas y Telefónica de Argentina.   

  • Alan García. Néstor Kirchner nunca consideró al peruano como alguien «del palo», es decir, de la centroizquierda latinoamericana que salvará a la región y entre los que se enumeran desprolijamente Hugo Chávez, Michelle Bachelet, Evo Morales, Luiz Inácio Lula da Silva, Rafael Correa y, antes del efecto Botnia, Tabaré Vázquez. Las intenciones de García de avanzar en un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y su posterior enemistad con el bolivariano Chávez provocaron el enojo. Los tiempos habrían cambiado con Cristina de Kirchner, y, luego de gestiones personales de Taiana con el gobierno limeño, García aceptó la organización de una cumbre bilateral para comenzar de nuevo la relación. Hay que recordar que Perú es históricamente quizá el aliado continental más importante de la Argentina, por encima de Brasil, Uruguay y Chile, y a una distancia sideral de Venezuela. Todo hasta la llegada de Néstor Kirchner.   

  • Gordon Brown. Aún no está confirmado el encuentro con el británico desde Londres, pero se supone que habrá una reunión en Lima que reemplace a la fallida que se había acordado para comienzos de abril entre el inglés y la argentina, cuando Cristina de Kirchner iba a participar de la cumbre de presidentes socialdemócratas donde Brown sería el anfitrión.   

  • Cumbre del Mercosur-UE. Como presidente del bloque sudamericano, hasta junio, la argentina comandará una reunión en Lima donde se cruzarán Lula da Silva, Tabaré Vázquez y el paraguayo Nicanor Duarte Frutos; junto con el francés Nicolas Sarkozy, José Luis Rodríguez Zapatero, Angela Merkel, la finlandesa Tarja Halonen, el portugués Cavaco Silva, el austriaco Alfred Gusenbauer y el polaco Lech Kaczynski. Al encuentro no está invitado Hugo Chávez, ya que su país aún no es miembro del Mercosur.
  • Dejá tu comentario