6 de enero 2011 - 18:43

Luego de una semana con reuniones herméticas, Cristina se recluyó en Río Gallegos en familia

Cristina de Kirchner y su familia pasarán el fin de semana en la casa de Río Gallegos, que Néstor Kirchner no llegó a ocupar.
Cristina de Kirchner y su familia pasarán el fin de semana en la casa de Río Gallegos, que Néstor Kirchner no llegó a ocupar.
Por cuarto día consecutivo, la presidente Cristina de Kirchner mantuvo sus actividades oficiales puertas adentro, sin dar discursos públicos. Luego de una ronda de reuniones con sus funcionarios más cercanos, partió a Río Gallegos, donde se alojará hasta el domingo. El primero de los actos lo tiene agendado para el lunes.

La mandataria salió esta tarde con destino a la ciudad santacruceña, tras desarrollar su actividad matutina en la residencia de Olivos y en Casa de Gobierno. La jefa de Estado partió a las 13:45 desde el sector militar del aeroparque metropolitano, a bordo del avión Tango 01. Como en las fiestas, volverá a recluirse en su casa del exclusivo Barrio El Jardín para pasar en fin de semana junto a su familia.

Según reveló la agencia de noticias estatal Télam, antes de volar Cristina consideró en su oficina de la residencia de Olivos, y luego en la Casa de Gobierno, la marcha de diversos asuntos de Estado, y además procedió a la firma del despacho diario.

En la Casa Rosada recibió, en forma sucesiva, al secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini; al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández y al secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli. Tras la firma del despacho diario que le presentó el secretario Zannini, se trasladó al aeroparque metropolitano. Se estima que regresará el domingo por la tarde a la ciudad de Buenos Aires.

Durante la semana la Presidente también recibió en sus oficinas de Olivos y la Rosada al ministro de Justicia, Julio Alak; al secretario de Obras Públicas, José López, y al titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación, Gabriel Mariotto. El ministro de Planificación, Julio De Vido, y el de Economía, Amado Boudou, el canciller Héctor Timerman, el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, también desfilaron por esos despachos.

El martes pasado, se dejó fotografiar durante la audiencia que compartió con el gobernador sanjuanino José Luis Gioja, donde firmaron un acuerdo para la construcción del Teatro del Bicentenario, que demandará una inversión de 280 millones de pesos de los 150 millones serán aportados por Nación.

El día anterior, se fotografió en su oficina de Casa de Gobierno con Boudou, Pezoa y Echegaray, para interiorizarse de la recaudación tributaria récord. El último discurso público lo grabó en video y lo trasmitió por cadena nacional, el 30 de diciembre de 2010.

El próximo lunes Cristina tiene estipulado encabezar su primer acto público del año, cuando anuncie un nuevo tramo de la canalización del Río Salado, en una ceremonia en el Salón de las Mujeres de la sede gubernamental. La última aparición fue el acto de ascenso de oficiales de las fuerzas de seguridad, los últimos días de diciembre.

Dejá tu comentario

Te puede interesar