Malvinas: sigue la polémica por las declaraciones de un parlamentario británico

Política

Brian Binley, un parlamentario británico que definió a la Argentina como un "vecino infernal" de las Islas Malvinas, instó a los ciudadanos argentinos a convencer al Gobierno de que deje de lado su reclamo de soberanía sobre el archipiélago.

Según publicaron medios de prensa británicos, luego de sus polémicas declaraciones, Binley recibió "varios correos electrónicos" de argentinos quejándose por esos conceptos.

Ante los reclamos, el parlamentario conservador inglés les respondió en forma escrita y les pidió que convenzan al Gobierno de que cambie su política con respecto a las islas.

También vía e-mails, Binley sostuvo que si el Ejecutivo nacional cambiara su actitud, se podrían tener relaciones más "adultas" entre "vecinos".

Además, el legislador les recomendó a los argentinos que lo cuestionaron que "lean la historia de las Falklands (Malvinas) y entonces sabrán que el mayor reclamo de su país está basada en una Bula Papal emitida en el Siglo XV, que en efecto dividió al mundo entre España y Portugal".

"Usted claramente entenderá que mi país y casi ningún otro país del mundo jamás ha reconocido una bula Papal como relevante para el control de los Estados nacionales", indicó.

También sostuvo que la Argentina "nunca ha tenido reclamos de residencia en las Falklands (Malvinas) excepto por los tristes hechos de 1982".

Binley había señalado durante una visita a las Islas Malvinas que los isleños tienen unos "vecinos infernales", en referencia a la Argentina.

"No hay nada peor que un mal vecino y las Malvinas enfrentan eso desde hace un tiempo considerable", había señalado Binley, según publicó un medio de prensa isleño.

La declaración motivó el "más enérgico repudio" por parte de la Subsecretaría de Relaciones Internacionales de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

Según esa oficina, a cargo de Claudia Aquino, las declaraciones de Binley "han generado un nuevo disgusto en los ciudadanos argentinos y residentes en Tierra del Fuego".

"Esto es parte de una sumatoria de hechos, que representan una nueva violación al espíritu de los entendimientos provisorios bajo la fórmula de soberanía relativos al área ilegítimamente ocupada por el Reino Unido", sostuvo la funcionaria.

La funcionaria le pidió "a la Cancillería que adopte medidas ante un mensaje que poco tiende a favorecer la convivencia entre buenos vecinos".

Dejá tu comentario