Más parálisis legislativa

Política

El macrismo no logra hacerle entender al jefe de Gobierno porteño que los tiempos legislativos no tienen sintonía con el ritmo que quiere imprimirles el Ejecutivo a los proyectos.

La discordia ahora es por la ley que crea una Policía porteña, que recién comienza a debatirse en comisión y que le ha frenado a Mauricio Macri la posibilidad de convocar a los futuros agentes para que comiencen a adiestrarse.

Creyó el jefe porteño que este mes ya estaría sancionada la ley que envió para hacer una fuerza de seguridad local ante la negativa del gobierno nacional de transferirle parte de la Policía Federal. Pero lo cierto es que la Comisión de Seguridad, presidida por la kirchnerista Silvia La Ruffa, armó un cronograma de reuniones y consultas con expertos que demorará el tratamiento de la norma en el recinto, hasta la primavera aproximadamente. Macri se quejó porque sostiene que la demora obedece a que los legisladores tienen dudas y proponen cambios, lo que lo enfrentó a sus propios diputados que integran la comisión, entre ellos Cristian Ritondo y Daniel Amoroso.

Pero no es la única ley por la que Macri debe esperar. Un paquete de una veintena de proyectos que pide para este año no logra avanzar en el calendario.

Si bien PRO tiene mayoría en el recinto, con 27 legisladores, no reúne el quórum propio de 31, aunque además, en ocasiones es la propia bancada la que no llega a sentarse completa en la sala de sesiones. Se suma que el macrismo busca comprometer a la oposición en las iniciativas y que necesita de los diputados de otras bancadas para abrir el debate, lo que parece incomprensible para un Macri que no está conforme con el ritmo de su gestión.

Esta semana sentirá un alivio cuando llegue al recinto la ley de subterráneos, que si bien la oposición le quitó la mitad de la iniciativa no permitiéndole cambiar la traza prevista, le posibilitará tomar deuda para agilizar la construcción de los túneles y además subsidiar el transporte.

Otra ley que está trabada es la que crea una Inspección General de Justicia porteña y en lista de espera permanece la sanción de una norma que habilitará a los acreedores de la gestión anterior a que cobren sus deudas en bonos, pero recién Macri la envió la semana pasada.

Tal como está previsto, la creación de la Policía porteña podría tratarse en setiembre, pero el kirchnerismo no está dispuesto a votar la iniciativa tal cual está. La Ruffa explicó a este diario que «la Legislatura porteña no puede establecer que una Policía del distrito sea auxiliar de la Justicia nacional como está planteado en el proyecto».

Dejá tu comentario