Gobierno se relanza y arranca la campaña (Máximo y la estrategia)

Política

Apuran hoy medidas para acelerar consumo antes de la elección. Intendentes refuerzan carrera a noviembre.

Hoy será un día clave para el Gobierno y no solo porque Alberto Fernández le tomará juramento a sus nuevos ministros. El Gobierno comenzará a lanzar además toda la artillería que prepara de aquí a las elecciones de noviembre, pero también para enfrentar el tiempo que reste hasta cerrar un nuevo acuerdo con el FMI y los dos años de gestión que el Frente de Todos tiene por delante.

A los anuncios económicos para reforzar el bolsillo tanto de la clase media con la suba del mínimo no imponible en el impuesto a las Ganancias a $175.000, una nueva edición del IFE (más acotado) bono extra y suba a jubilados y otro incremento en el salario mínimo vital y móvil que impacta en planes sociales.

Ese paquete de medidas se sumará al esfuerzo político del Frente de Todos por activar la campaña entre quienes, consideran, tuvieron menos acción en la previa de las PASO. Entre ellos muchos intendentes.

En medio de todo el armado de lanzamiento, Máximo Kirchner, rompió el silencio y comenzó a hacer la auditoría de todo lo que sucedió tras la derrota en las PASO.

El jefe del bloque oficialista de Diputados consideró que “lo central” no son las elecciones de noviembre, sino “mejorar la calidad de vida de la gente”. “Se generó un sainete desde algún lugar para buscar un pequeño rédito coyuntural que no iba a suceder”, dijo sobre la interna de la coalición oficialista.

Sainete coyuntural

Respecto a los cruces en el Gobierno sobre la estrategia de cara a las elecciones generales, Máximo Kirchner razonó: “No trabajo con una tele en el despacho. Entró un compañero, me dijo lo que estaba pasando. No entendía por qué se estaba hablando de la institucionalidad cuando no se estaba hablando de eso. Conociendo a Cristina, nada más lejos de eso”.

En la misma línea, sostuvo que “nadie se excluye de las responsabilidades del ahora”. “Se generó un sainete desde algún lugar para buscar un pequeño rédito coyuntural que no iba a suceder, se puso al Gobierno en un lugar que no tenía nada que ver con la realidad”, añadió.

Sobre la carta de Cristina de Kirchner explicó: “los cambios y los nombres los define Alberto Fernández como lo hizo de 2019 en adelante. “Cristina lo dijo en una parte de su carta, nunca hubo ningún tipo de exigencias”, señaló.

Análisis del resultado

También hizo acuse de recibo sobre la derrota electoral en las PASO, señaló que “era una elección muy compleja y en una realidad muy difícil para todos los argentinos. “Hubo que tomar medidas que fueron tergiversadas en los medios. El enojo transversal que tuvimos todos tuvo algún peso”, consideró.

“La sociedad dio un mensaje y hay que interpretarlo. Nos pasó en el 2009 cuando un expresidente (Néstor Kirchner) perdió tras irse del Gobierno con un 70% de imagen positiva”, sostuvo sobre los resultados electorales. En este marco, para el diputado “lo central no es noviembre” sino “mejorar la calidad de vida de la gente”. “Hay que politizar las demandas para convertirlas en leyes en el Congreso”, dijo al respecto.

Y hubo llamado a activar la estrategia oficial: “Hay que ponerse a trabajar, ahora viene una etapa nueva donde hay que interpretar lo que la sociedad desea, y lo que quiere la gente es vivir mejor. El sector que no fue a votar está esperando que entendamos la demanda, que los representemos, que no los invisibilicemos”, sostuvo.

Dejá tu comentario