Memorando con Irán: ratifican al tribunal que debe resolver sobre el futuro de la causa

Política

Los jueces Gabriel López Iñiguez, José Michilini y Daniel Obligado fueron confirmados hoy por los miembros de otro tribunal que rechazaron apartar a sus colegas del caso. Así, serán ellos los que deberán definir si hay que realizar el juicio o si por el contrario se hace lugar a las nulidades planteadas.

La justicia confirmó a los jueces del Tribunal Oral Federal 8 que deberán resolver sobre los pedidos de nulidad planteados por Cristina Kirchner y otros acusados en la causa del Memorando con Irán. Habían sido cuestionados por los querellantes –DAIA y dos familiares de víctimas del atentado a la AMIA- por la realización de una audiencia oral y pública en la que se debaten entre otros puntos, las visitas de jueces de Casación a la quinta de Olivos y la Casa Rosada durante el gobierno de Mauricio Macri.

Los jueces Gabriel López Iñiguez, José Michilini y Daniel Obligado fueron confirmados hoy por los miembros de otro tribunal que rechazaron apartar a sus colegas del caso. Así, serán ellos los que deberán definir si hay que realizar el juicio o si por el contrario se hace lugar a las nulidades planteadas.

Los querellantes habían planteado un “temor de parcialidad” justamente por haber autorizado la realización de la audiencia pública antes de fijar fecha de juicio. Pero la justicia concluyó que no hay motivos para llegar a esa conclusión. Así lo resolvieron los jueces Adrián Grumberg, Ricardo Basilico y Javier Ríos.

No hubo adelanto de opinión por parte del tribunal, sino un “mero descontento” de los querellantes por decisiones adversas, respondieron los jueces al rechazar el pedido de apartamiento.

Ante el tribunal ya expusieron todos los imputados, que solicitaron que se anule la causa por inexistencia de delito y por la parcialidad de los camaristas de Casación que reabrieron el caso del Memorando, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, que se reunían con el entonces presidente Macri.

Ni la DAIA ni los familiares del atentado a la AMIA que son querellantes asistieron a las audiencias.

En la audiencia, el fiscal Marcelo Colombo sostuvo que si bien las visitas a la quinta de Olivos existieron, están probadas, no habría elementos como para acreditar que en el marco de las mismas se hubiera direccionado el caso por influencia del poder ejecutivo.

La causa originada en la denuncia del fiscal Alberto Nisman por supuesto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado contra la AMIA había sido desestimada por inexistencia de delito por el juez Daniel Rafecas, decisión que fue confirmada en todas las instancias.

Las razones eran que el Memorándum había sido aprobado por el Congreso, pero además no había entrado en vigencia y que las alertas rojas y pedidos de captura contra los iraníes imputados siempre estuvieron vigentes. El mismo exsecretario de Interpol Ronald Noble lo afirmó, pero nunca fue citado en la etapa de instrucción de la investigación.

En el transcurso de la causa, los abogados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, que representaban al excanciller Héctor Timerman, quien falleció en medio del proceso, dijeron que Hornos y Borinsky no podían intervenir, porque ya se habían excusado en todos los planteos vinculados al caso AMIA. Sin embargo, no solo no se apartaron sino que actuaron desde dos salas distintas de Casación en este tema.

Las visitas de los jueces a Olivos en fechas cercanas a sus decisiones se conocieron recién este año. El día que firmaron la reapertura, Macri los felicitó por la "valentía".

Dejá tu comentario