Mestre: "Está de más una Legislatura"

Política

Decir que Mestre es un hombre de pocas palabras no es agregar nada nuevo al perfil de este odontólogo cordobés, devenido en político, a quien -por esas vueltas que tiene la vida-le tocó la gran responsabilidad de dirigir los destinos de Corrientes, en el momento más grave de la vida institucional de la provincia. Los correntinos memoriosos no recuerdan haber vivido una situación similar a la del año '99: dos gobernadores -Pedro Braillard Poccard y Hugo Perle-pasaron rápidamente del primer plano al ostracismo: un tercer gobernador, Carlos Tomasella, elegido entre gallos y medianoche por la Legislatura provincial, no alcanzó a jurar como tal y resultó el detonante para que la Nación interviniera la provincia.

El miércoles 28 de diciembre se cumplió el primer año de la gestión Mestre y arrancó la segunda etapa de su gobierno, que debe finalizar en diciembre de 2001, de acuerdo con la prórroga otorgada por ley del Congreso nacional.

Entre las asignaciones pendientes se destaca la postergación indefinida del diálogo con los partidos políticos, gremios y entidades intermedias, con miras a una apertura política, considerando que en 2001 los correntinos deben elegir gobernador. Con motivo de este primer año de gobierno, Mestre recibió a Ambito Financiero en su despacho.

Periodista: La primera pregunta está referida al rescate de los Cecacor, serie A. Ha trascendido un fuerte reclamo de financieras de la Capital Federal, que sostienen que el gobierno de Corrientes está haciendo retención indebida de dineros de ahorristas. ¿Qué nos puede decir al respecto?


Ramón Mestre:
Mi gobierno tomó la decisión de que todos los ciudadanos deben pagar sus impuestos, sus deudas. En tal sentido, los contratistas y proveedores del Estado, para cobrar sus acreencias, deben previamente presentar un libre deuda; si tienen los impuestos al día, se paga; y si no, se retiene. Con respecto al rescate de los Cecacor, sabemos que aparecieron opera-dores financieros de casas y agencias de cambio de la Capital Federal, negociando la compra de los certificados en forma anónima, desde alguna «cueva». Es por ello la exigencia de que todos los tenedores de Cecacor se identifiquen impositivamente, a los fines del pago de los Ingresos Brutos, que den un requisito legal y válido para todo el país ya sea que residan en la Capital Federal, Rosario, Córdoba o Corrientes, pudiendo hacerlo directa o indirectamente, a través del convenio multilateral.

P.: ¿Se conoce el monto de lo que resta por cobrar?


R.M.:
Registramos una suma del orden de los 25 millones de pesos, pendiente de rescate, y es la que está generando esta situación conflictiva con agencias y casas de cambio que no tienen domicilio en esta provincia y que se niegan a pagar la tributación correspondiente. Estos fondos están disponibles en el Banco de Corrientes y el trámite de liquidación es muy rápido, contra la presentación de los comprobantes que demuestran que el inversor tiene su situación impositiva con la provincia en orden.

Denuncia

P.: Otro tema conflictivo es la Justicia.

R.M.:
Lo que hemos hecho en materia de Justicia fue cumplir con la ley del Congreso, que estableció el estado de comisión de los jueces y la remoción de todos aquellos magistrados cuya conducta tenía situaciones para ser juzgadas como tales. Muchos de ellos tenían denuncias para promover juicios políticos, otros tenían una parte del proceso ya transitado en la Cámara de Diputados y no se había formalizado en Senadores; es decir, no son cosas nuevas, son hechos ostensibles, de manifiestas actitudes en su comportamiento absolutamente ilógico, como fue el caso de ese magistrado que ordenó el archivo de una causa para que no investigue a un señor que era testaferro de Romero Feris. Los jueces que tienen que dictar justicia deben ser probos y no tener actitudes de favoritismo para con nadie.

P.: Dicen que no da razones para la remoción de esos jueces.


R.M.:
Se me objeta que en los decretos de remoción no se dicen las causales pero simplemente basta con revisar los diarios de diferentes épocas, donde los jueces removidos son acusados de tal o cual delito, como es el caso de la venta de chicos, con jueces y fiscales comprometidos, probadamente demostrado; hay una causa que está ahora en la Justicia Federal, a instancias del fiscal. Con respecto a los jueces removidos, no hemos querido dar a conocer las causas. Si así ha habido dos suicidios, qué habría sucedido si se exponían las causales, que en muchos casos afectan a familiares, cónyuges, hijos; uno no tiene derecho a plantear el decreto en estos términos. Diferente es el mecanismo del juicio político, donde se debe asumir otra responsabilidad.

P.: ¿Cuáles son los mayores logros de su gestión?


R.M.:
A nivel personal, existen dos grandes logros. El primero es haber normalizado la educación: 203 días de clases dictadas sobre un promedio nacional de 167 días, constituye un récord difícil de igualar, recuperándose el ciclo lectivo perdido el año anterior. Las evaluaciones realizadas resultaron positivas. El otro logro alcanzado, está vinculado con la salud. Se inauguró el Hospital de Goya, postergado en su terminación durante largos años. Se reequipó convenientemente la mayor parte de los hospitales de la provincia, con apoyo de la Nación y en otros casos, se recuperaron equipos ya existentes, con pocos recursos. Se mejoraron las instalaciones del hospital escuela, se inauguró una sala de neonatología en el Hospital Vidal y se dispuso una importante ampliación en el Hospital Llano, ambos también de esta ciudad de Corrientes.

P.: ¿Cuáles son los números de su gestión?


R.M.:
Esta información constituye una primicia para Ambito Financiero. Puedo anticipar algunos números del informe que prepara Hacienda. Lo más destacado que la deuda total de la provincia calculada a diciembre de este año, respecto de la deuda existente al momento de asumir nuestra gestión, se redujo en alrededor de 200 millones de pesos. La deuda actual es del orden de los 1.050 millones de pesos contra los 1.260 millones existentes a diciembre '99. Reitero, estos son números gruesos, pero demuestran que en cinco o seis años, la provincia puede cancelar el total de la deuda contraída a nivel nacional.

P.: ¿Cuáles son los próximos pasos de su gestión?


R.M.:
En el orden administrativo, se profundizarán los ajustes. Existen municipios en parajes casi aislados, que no constituyen siquiera un pueblo, cuya existencia no tiene razón de ser. Tampoco se justifica el sistema bicameral en la provincia.

P.: ¿Esto significa que habrá reforma del Estado?


R.M.:
Se hace imprescindible la reestructuración del Estado y una reforma de la Constitución provincial, durante o después de la Intervención Federal, en este último caso, con el compromiso de los partidos políticos para hacer de Corrientes una provincia viable. Con respecto al diálogo político está abierto para todo aquello que sean propuestas para el mejoramiento del Estado y que tengan como destino final el bienestar de la población; y está cerrado para todo lo que sean pedidos, acomodos y beneficios de algunos pocos en detrimento de la mayor parte de la población.

P.: ¿Mestre es un hombre con destino de gabinete presidencial?


R.M.:
Es una decisión del presidente De la Rúa, no es personal. En su momento, él me pidió que asumiera la intervención de la provincia de Corrientes; si mañana me plantea otra responsabilidad, la voy a considerar, pero por supuesto sin sentir la enorme presión que sentí en diciembre/99, cuando el presidente De la Rúa me pidió que me hiciera cargo de la Intervención a Corrientes.

Dejá tu comentario