Murió la monja francesa Yvonne Pierron, la "misionera" durante la dictadura

Política

La monja francesa sobreviviente de la Segunda Guerra Mundial y de la última dictadura militar Yvonne Pierron murió el jueves a los 89 años en un pequeño pueblo de la provincia de Misiones.

Pierron nació en el poblado francés de Alsacia en marzo de 1928. A la Argentina llegó en 1955 con la congregación de las Misiones Extranjeras, con quien trabajó en misiones sociales durante más 20 años junto a Alice Domon y Léonie Duquet, ambas secuestradas y torturadas en 1977 por un grupo de tareas de la Marina encabezado por el represor Alfredo Astiz y arrojadas al mar. 

Ante el temor de sufrir también un secuestro, la monja decidió viajar a Francia y volvió a la Argentina con el retorno de la democracia en 1983. Desde entonces, se dedicó a la misión pastoral en Misiones. Fue miembro honorario de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH), testigo en la megacausa de la Esma y defensora de los derechos de indígenas, pobladores originarios y campesinos guaraníes.

Al conocer su fallecimiento, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel recordó a la religiosa como una misionera que realizó su tarea "al servicio de los más necesitados". "Se integró a un medio que no era el suyo y tuvo que hacer una reconversión cultural para poder comprender las diferentes culturas pero no con un alma colonizadora sino como un alma de hermana", declaró a la agencia oficial Télam.

Pierron escribió el libro "Misionera durante la dictadura", en el que relató su experiencia bajo el terrorismo de Estado que dejó 30.000 detenidos desaparecidos. Su vida quedó reflejada en la película "Yvonne Guazú", estrenada en 2016 por la directora Marina Rubino. También se representó su lucha en la obra teatral "Noches Negras".

Pierron atravesaba un delicado estado de salud tras sufrir un ataque cerebro vascular y murió el jueves a la noche en Pueblo Illia, a unos 900 kilómetros al noreste de Buenos Aires, donde vivía desde hace más de 30 años. En la última nota publicada por El Territorio, la religiosa había dicho: "No recuerdo nada pero rezo por todos". 

El gobernador misionero Hugo Passalacqua decretó este viernes una jornada de duelo provincial por "el fallecimiento de la hermana Yvonne Pierron, insigne luchadora por los derechos humanos".

Una de las frases más recordada de la monja será: "En toda lucha hay siempre un sobreviviente para contar la verdadera historia".

Dejá tu comentario