Noble Herrera: Gobierno advierte que el caso no "está terminado"

Política

Tras conocerse el resultado negativo del segundo cotejo de los perfiles genéticos de los hermanos Noble Herrera, desde el Gobierno nacional reclamaron "dejar" actuar a la Justicia y advirtieron que la investigación no "está terminada".

Ante el resonante pedido de los líderes de la oposición para cerrar definitivamente la causa que busca averiguar si Marcela y Felipe Noble Herrera son hijos de desaparecidos, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó que "hay que dejar que se avance" en la causa y señaló que el caso culminará "cuando se puede demostrar la identidad", por lo cual -advirtió- "no está terminado ese tema".

En su habituale columna de los lunes en el programa Baires Directo, que se emite por Telefé, Fernández negó una "persecución" contra la directora del Grupo Clarín, Ernestina Herrera de Noble, y señaló que "el manoseo más grande" al que fueron sometidos sus hijos adoptivos "ha partido por parte del propio Grupo".

La comparación de los perfiles genéticos de Marcela y Felipe dieron negativo al ser comparados con los perfiles genéticos de familias que desaparecieron en los años 1975 y 1976 y se encontraban en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG). Días atrás se había conocido que también había dado negativo el cotejo con las dos familias querellantes, los Lanoscou-Miranda y los Gualdero-García, y ahora resta un tercer entrecruzamiento con el resto de las familias de personas desaparecidas con posterioridad a 1976.

Poco después de conocerse el último resultado, los candidatos presidenciales Elisa Carrió (Coalición Cívica), Ricardo Alfonsín (UDESO), Eduardo Duhalde (Unión Popular), y el vicepresidente Julio Cobos exigieron al unísono el cierre de la causa y el fin de la investigación.

Carrió sostuvo que se "alegró enormemente" con el resultado negativo de las pruebas de ADN, sostuvo que ahora se "cierra esta herida que había abierto la presidenta Cristina Kirchner" y se preguntó "quién les repara el daño causado" a Marcela y Felipe.

Alfonsín consideró que al kirchnerismo "nunca le interesó conocer la verdad" sobre la identidad biológica de los hijos adoptivos de la dueña del Grupo Clarín, sino que "sólo importaba su valor instrumental: dañar a un medio crítico con el Gobierno sin reparar en límites elementales".

Duhalde denunció una "persecución perversa" contra los jóvenes, señaló que "se ataca con todo el arsenal en poder del Estado" y reclamó el "cierre" de la causa abierta por Abuelas de Plaza de Mayo.

Cobos dijo que el caso "se vio teñido por intereses políticos" y sostuvo que "para que la justicia sea definitiva, deben dar explicaciones aquellos que, con prejuicios y malas intenciones, dieron por sentado lo que los hechos demostraron que era negativo".

Para la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, el cotejo "no es concluyente". "Hay que seguir profundizando los estudios" tanto en los casos que no hubo definiciones certeras como en los posteriores a 1976, afirmó.

"Ya nos ha pasado en otros casos que no incluían (en el cotejo) porque faltaban familiares para analizarse y completar el cuadro genético de las familias que reclamamos, y luego dio un resultado positivo y a veces no; esto no es una cosa cierta en absoluto", explicó Carlotto días atrás.

Este lunes, por Telefé, Aníbal Fernández coincidió con Carlotto. "Todavía no se ha terminado la causa, porque se cotejaron con 52 familias, y faltan 3. Una vez que se avance, si todos dieran negativo, puede suceder que falten datos que todavía no se hayan presentado a cotejar. Ya hay un caso, el del nieto recuperado número 98. Puede pasar que nuevos familiares dejen sus datos genéticos en un futuro. Por eso no creo que haya que pedir disculpas de nada", sostuvo.

"Llegamos a esta situación al divino botón. Con haber hecho un análisis se hubiera terminado todo esto", agregó el jefe de ministros.

Dejá tu comentario