Sobreseyeron a Oyarbide en una causa derivada de la de los cuadernos

Política

En el mismo fallo, firmado el 30 de diciembre, justo antes del comienzo de la feria judicial, el magistrado dispuso también el sobreseimiento del integrante de la Auditoría General de la Nación (AGN) Javier Fernández.

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi sobreseyó a su otrora colega Norberto Oyarbide en el marco de la causa en la que se investiga si cometió delitos de acción pública cuando estaba al frente del juzgado federal 5, dado que su nombre apareció en el caso de los cuadernos.

En el mismo fallo, firmado el 30 de diciembre, justo antes del comienzo de la feria judicial, el magistrado dispuso también el sobreseimiento del integrante de la Auditoría General de la Nación (AGN) Javier Fernández, quien también había sido mencionado por el arrepentido ex chofer del ministerio de Planificación Oscar Centeno.

La investigación había salido de la órbita del juez Claudio Bonadio y había pasado a manos de Martínez de Giorgi por orden de la Cámara Federal porteña, luego de determinar que no habían sido parte de la supuesta asociación ilícita descripta por el juez de la causa de los cuadernos, pero que podrían haber recibido dinero de ella para beneficiar judicialmente a integrantes del gobierno kirchnerista.

"En cinco ocasiones el nombre o la vivienda de Norberto Oyarbide son citados al referir algunas reuniones con De (Julio) Vido, (Roberto) Baratta y (Nélson) Lazarte. En tres oportunidades es el domicilio de Francisco Javier Fernández el que sirve de escenario a las reuniones con los últimos dos agentes públicos mencionados", habían señalado los jueces de la Cámara Federal al ordenar que se abriera una nueva investigación.

En su fallo de fin del año pasado, Martínez de Giorgi dispuso finalmente sobreseer a Oyarbide y a Fernández "por no encuadrar los sucesos investigados en una figura legal".

"Las anotaciones efectuadas por Oscar Bernardo Centeno no constituyen prueba autónoma de ningún hecho criminal que pueda reprocharse a los aquí encartados, en tanto no pueda acreditarse, mediante otras evidencias que las robustezcan, cuáles serían los propósitos de los encuentros allí relatados y quiénes de aquellas personas que por entonces integraban los estamentos del Gobierno Nacional podrían encontrarse interesados en su actuación funcional", sostuvo el juez.

Además, reparó en que la validación de las anotaciones de Centeno no puede encontrarse en el arrepentimiento de los imputados porque "en ambos casos han negado categóricamente los ribetes delictivos de los eventos descriptos" en los cuadernos.

En su indagatoria, Oyarbide había referido hubo personas que se interesaron por apurar una resolución de la causa en la que se investigó el presunto enriquecimiento ilícito del matrimonio Kirchner, por la cual ambos ex presidentes fueron sobreseídos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario